Publicado: 26.11.2016 11:07 |Actualizado: 26.11.2016 12:44

Cientos de opositores celebran en Miami la muerte de Fidel Castro

En la zona de la Pequeña Habana se han congregado con cacerolas y banderas de Cuba con gritos de "Libertad, libertad" o "Fidel, tirano, llévate a tu hermano". 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Personas celebran en la pequeña Habana de Miami la muerte de Fidel Castro. /REUTERS

Personas celebran en la pequeña Habana de Miami la muerte de Fidel Castro. /REUTERS

MIAMI (EEUU).- Cientos de personas han salido a las calles de Miami para celebrar la muerte esta pasada noche del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro.  La mayor parte se ha congregado en la zona de la Pequeña Habana, donde la Policía de Miami ha cerrado las calles cercanas al Restaurante Versailles, en la Calle Ocho, lugar en el que cientos de cientos de personas con cacerolas y tambores gritaban: "Libertad para Cuba".

"Fidel, tirano, llévate a tu hermano", en referencia al actual presidente cubano Raúl Castro, ha sido una de las consignas más repetidas, al paso de conductores que hacían sonar incesantemente sus cláxons, al ritmo del cantante exiliado Willy Chirino.



"Ojalá mi padre estuviera aquí para poder ver esto", ha declarado al 'Miami Herald' Abraham Quintero, de 27 años, quien se unió a los festejos en la calle 49 del West y Ludlam Road, en Hialeah. "No creo que nada vaya a cambiar de la noche a la mañana", ha añadido Víctor Pérez Abreu, de 21 años. "Pero hay un componente muy emotivo en todo esto", ha manifestado.

"Me cuesta trabajo creerlo. Hemos salido tantas otras veces y no era cierto, ahora sí lo es. Tengo tantos familiares que no vivieron para ver este día", afirmó Daniel Martín, otro de los presentes en la manifestación, en declaraciones al mismo medio.

Tomás Regalado, alcalde de Miami, quien señaló a Efe que es lícito celebrar lo que hoy se celebra. "No se celebra la muerte de un ser humano, se celebra la muerte de un dictador. Así como se celebró la muerte de un Hitler, estamos celebrando la de alguien que hizo mucho daño a cuatro generaciones de cubanos, hay personas ancianas, maduras, pero muchos jóvenes".

"Y esos jóvenes que nacieron en EE.UU. están reflejando el dolor que sufrieron sus padres y abuelos cuando fueron desarraigados, eliminados de su patria. Creo que es importante que el mundo vea eso. No como una falta de respeto sino al contrario, sino como una genuina celebración de libertad de un dictador", agregó.

El Versailles ha ido escenario de otras muchas celebraciones como ésta. Cada vez que los rumores sobre la muerte de Castro se intensificaban la gente salía a festejar, aunque después se demostraba que no eran ciertos. Incluso cuando se conoció la enfermedad que apartó a Fidel Castro del poder, en 2006, hubo festejos a las puertas del Versailles.

En medio de la bulla de hoy, Rulis Valdés, llegado hace cinco años desde Cienfuegos, dijo a Efe: "esto es lo más grande que estábamos esperando desde hace mas de 40 años".
"El pueblo seguía a Fidel, a Raúl no lo van a seguir, ahora lo que falta es que la gente salga a las calles, ahora vienen los cambios", afirmó esperanzado.

Vanesa Villar, nacida en Estados Unidos de padres cubanos, nunca ha ido a Cuba en sus 36 años de vida. "Estoy emocionada de ver nuestra comunidad unida para celebrar la muerte de Fidel y un comienzo nuevo" para Cuba.

Cargada con una olla y cucharas de madera para hacer ruido, Villar hizo votos para que ahora pueda ir por primera vez al país de sus padres. Katiana Fleites, también de 36 años, dijo que su contento es más por sus padres. "Es una ilusión para ellos".

Una discreta presencia policial rodea a los manifestantes que agotan banderas de EE.UU. y Cuba y se fotografían con sus teléfonos celulares para registrar el momento, mientras un numeroso grupo de periodistas se dedica a tomar declaraciones a los participantes en la fiesta, en su mayoría jóvenes.

Muchos sonreían a la cámara, otros lloraban de la emoción y otros bebían champán directamente de la botella sin importarles las cámaras ni los fotógrafos.

En unas declaraciones telefónicas a Efe desde su casa Ramón Saúl Sánchez, líder de la organización del exilio cubano Movimiento Democracia, se lamentó de que la muerte de un "tirano" como definió a Fidel Castro no vaya a significar "la libertad del pueblo de Cuba". "Es la tristeza más grande que tengo en mi corazón", señaló en declaraciones a Efe este activista a quien la noticia de la muerte de Castro le sacó de la cama como a muchos otros miamenses.

Los congresistas cubano-estadounidenses de Florida

Los tres congresistas cubano-estadounidenses de Florida celebraron la muerte del "tirano" Fidel Castro e hicieron votos para que ello conlleve a la libertad y la democracia en Cuba. "Después de tantas décadas de opresión el tirano Castro está muerto y un nuevo comienzo puede finalmente amanecer en Cuba y su gente", expresó la congresista republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen.

"El fallecimiento del dictador pone punto y final a un largo y doloroso capítulo en la historia de Cuba. Seguimos solidarios con los cubanos", afirmó el congresista Carlos Curbelo.

Por su parte, Mario Díaz Balart hizo un llamado al presidente electo estadounidense, Donald Trump, quien está de descanso en su club Mar-a-Lago, en el sur de Florida, para que adopte los consejos de los legisladores cubano-estadounidenses sobre la política que debe seguirse en relación a Cuba.