Público
Público

Cientos de sirios huyen de la represión y buscan refugio en Turquía

Reino Unido y Francia presentan en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución de condena del régimen de Al Asad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de sirios del noroeste del país se han refugiado en la vecina Turquía durante los últimos días huyendo de la inestabilidad en la región y temiendo una intervención cruenta del Ejército sirio, que tiene asediada la ciudad de Yisr al Shugur, después de la muerte de unos 120 agentes de las Fuerzas de Seguridad y la Policía.

Fuentes citadas por la BBC indican que el éxodo de refugiados comenzó hace un mes. Familias enteras cruzaron entonces la frontera turca, pero poco después los varones adultos regresaron a Siria para participar en las protestas contra el régimen del presidente Bashar al Asad. La BBC no dice cuál es la filiación de los hombres que han regresado, aunque en los años ochenta Yisr al Shugur era un foco notable de islamistas.

La población de Yisr al Shugur es mixta. La mayoría son suníes, pero existe una significativa minoría chií alauí, a la que pertenece Al Asad. Activistas sirios señalan que la población ha establecido controles dentro de la localidad para tratar de detener un posible avance de las tropas que rodean la ciudad y que están a la espera de la orden de asalto. Además del éxodo a Turquía, algunas familias de la zona se han dirigido a la ciudad mediterránea de Lataquia o han marchado en otras direcciones.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró el martes por la noche que su país no va a 'cerrar sus puertas' a los refugiados y lanzó un aviso al régimen. 'Siria debe cambiar su actitud hacia la población civil', dijo Erdogan.

Mientras tanto, crece la actividad diplomática para discutir en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución que condene la represión del régimen sirio. Los principales valedores de una resolución son Reino Unido, Francia y Alemania, aunque Rusia ya advirtió que su intención es vetar cualquier texto que contemple una intervención militar.