Público
Público

Cinco inspectores vaticanos analizarán los abusos en Irlanda

El Papa confía en los mismos prelados que investigaron el caso previo de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Vaticano inspeccionará, a partir del próximo otoño, las diócesis y seminarios de Irlanda donde, durante décadas, algunos de sus sacerdotes presuntamente abusaron sexualmente de menores de edad. Benedicto XVI ha elegido a nueve inspectores (cinco arzobispos, dos sacerdotes y dos monjas) como 'visitadores apostólicos', tal y como avanzó ayer la Santa Sede.

Los prelados elegidos por el Papa son el cardenal Cormac Murphy O'Connor, arzobispo jubilado de Westminster; el cardenal Sean Patrick O'Malley, arzobispo de Boston (EEUU); el arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan; Thomas Christopher Collins, arzobispo de Toronto (Canadá), y Terrence Thomas Prendergast, arzobispo de Ottawa (Canadá). Estos cinco prelados, los cuatro últimos norteamericanos, salieron bien librados de la investigación abierta por el Vaticano en la Iglesia de EEUU a raíz de los escándalos de pederastia.

Los cinco arzobispos actua-ron con firmeza contra los sacerdotes implicados en los abusos a menores y defendieron a las víctimas con severidad, por lo que todo indica que su actuación en Irlanda seguirá esta misma línea.

 El Vaticano ha trazado las líneas de trabajo de estos inspectores

El Vaticano ha trazado las líneas de trabajo de estos inspectores. Por un lado, profundizarán en los problemas surgidos con los casos de pederastia, ofrecerán una 'debida asistencia' a las víctimas, y comprobarán 'la eficacia y la posibilidad de mejorar las actuales modalidades de prevención de los abusos'. El objetivo de la Santa Sede es 'ayudar' a la Iglesia irlandesa 'a afrontar adecuadamente la situación creada por los trágicos casos de abusos cometidos por sacerdotes y religiosos sobre menores, y para contribuir a la renovación espiritual y moral deseada' .

La Iglesia católica de Irlanda mostró ayer su satisfacción por el inicio de la inspección anunciada por Ratzinger. Para la Conferencia Episcopal irlandesa, la iniciativa del Vaticano supone una 'expresión de cercanía' del Papa hacia los irlandeses, e implica un 'importante paso más en el camino de curación, reparación y renovación' de la Iglesia. A través de un comunicado, la jerarquía católica de Irlanda se compromete a 'cooperar totalmente' con los visitadores papales.

Los obispos irlandeses consideran que la próxima inspección vaticana supondrá una nueva oportunidad para 'avanzar en el trabajo que se está haciendo en la Iglesia con los supervivientes de los abusos, para reforzar los sólidos protocolos y guías de actuación destinadas a salvaguardar al menor'. 'Estamos deseando recibir, cuando sea apropiado, más detalles sobre los términos de referencia de la visita apostólica', concluye el comunicado. Hasta el momento, han sido cesados cuatro prelados irlandeses por este escándalo de pederastia.