Público
Público

Clamor mundial contra la agresión a Gaza

Decenas de marchas de protesta por el ataque de Israel recorren las principales capitales de Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de miles de personas en todo el mundo se lanzaron ayer a las calles para pedir el fin de los ataques de Israel sobre la franja de Gaza. La ofensiva israelí contra el territorio palestino que comenzó la semana pasada hizo que, desde el primer momento, millares de musulmanes de todo el planeta se movilizaran para exigir el fin de la violencia.

Las manifestaciones se prodigaron en Turquía, Jordania, Irak, Indonesia, Egipto, Afganistán... El mundo árabe protestó por la masacre cometida por los ataques del Ejército hebreo. Ese clamor popular se escenificó de nuevo ayer en numerosos países, con multitud de concentraciones en favor de la paz en Oriente Próximo.

En Madrid, una marcha improvisada y no autorizada reunió a varios cientos de participantes hasta 2.000 según los convocantes, quienes solicitaron el cese de la 'masacre' en Gaza y reivindicaron la Intifada y la lucha del pueblo palestino. Los manifestantes se detuvieron ante las embajadas de EEUU e Israel.

La Policía detuvo a una persona, por una supuesta agresión a tres agentes, que resultaron heridos. Los incidentes se repitieron en Melilla, donde grupos de jóvenes encapuchados quemaron una pancarta que simulaba la bandera de Israel y otra tela con los colores de la bandera de EE UU.

En Grecia, la Policía dispersó ayer en Atenas con gases lacrimógenos a cientos de manifestantes griegos y árabes frente a la embajada de Israel. Los incidentes se prolongaron durante una hora, aunque no hubo ni heridos ni detenidos. También hubo concentraciones en Salónica, al norte del país.

En el centro de Londres, miles de personas se concentraron para denunciar tanto la operación militar de Israel como el silencio del Gobierno británico y de Occidente. La marcha, a la que acudieron varios diputados laboristas, intelectuales, actores y artistas, transcurrió de forma pacífica. A su paso por el 10 de Downing Street la residencia del primer ministro, los manifestantes arrojaron cientos de zapatos, tal y como hizo un periodista iraquí contra el presidente de EE UU, George Bush.

En Italia, miles de personas se solidarizaron con el pueblo palestino. Y en ciudades como Milán hubo momentos de tensión, con la quema de banderas israelíes. En Alemania, unas 5.000 personas reclamaron el fin de los bombardeos en la franja de Gaza y el regreso a las negociaciones de paz.

Lo mismo ocurrió en Francia. Unas 25.000 personas exigieron en París el fin de las hostilidades. Más lejos, en Beirut (Líbano), frente a la sede de la ONU, decenas de ciudadanos se congregaron para denunciar la situación desesperada de la población de Gaza.