Público
Público

La clínica de Udine no desconectará a Eluana Englaro

La mujer de 38 años seguirá en estado vegetativo porque el Gobierno veta una sentencia del Supremo que autorizaba la eutanasia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los responsables de la clínica Ciudad de Udine, en el norte de Italia, han anunciado que finalmente no desconectarán a Eluana Englaro, una mujer de 38 años en estado vegetativo desde 1992, tras recibir el veto del Gobierno a una sentencia de Tribunal Supremo que así lo autorizaba .

En una nota, la clínica anunció que dio marcha atrás a su decisión inicial tras estudiar las posibles consecuencias que pueden tener si desobedecen a la circular del ministerio de Sanidad italiano, que prohibió a todos los centros médicos, tanto públicos o privados, que interrumpan la alimentación a pacientes en estado vegetativo.

'Estamos obligados a retirar nuestras disponibilidad para acoger a Eluana Englaro y al equipo de voluntarios externos (que se habían ofrecido a desconectarla) y adoptar así la sentencia emitida por el Tribunal de apelación de Milán del 9 de julio de 2008 y que ratificó el Tribunal Supremo el pasado noviembre', se lee en la nota.

La clínica Ciudad de Udine justifica su decisión por la 'confusión que se ha creado entre las normas administrativas y la posible superposición de competencias entre Estado y Regiones'.

Añadió que los análisis efectuados estos días 'han hecho considerar probable que en el caso de que se realizase el protocolo previsto para Englaro, el Ministerio de Sanidad podría adoptar medidas que podrían poner en peligro la actividad del centro, y, por tanto, hacer peligrar el puesto de trabajo de 300 personas'.

La clínica agradeció el apoyo de los que en estos días han manifestado su solidaridad al centro por 'una decisión valiente, que se llevó adelante hasta que fue posible'.

Asimismo, mostró su 'pesar' por tener que haber dado marcha atrás a la hora de 'dar a Beppino Englaro el apoyo logístico necesario para acoger la voluntad de su hija, Eluana'.

El padre de Eluana y la abogada de la familia, Franca Alessio, expresaron en una nota que 'respetaban la decisión de la clínica tras la circular del Ministerio'.

Eluana Englaro iba a ser trasladada a la clínica de Udine desde el centro en Lecco (cerca de Milán) donde ha pasado sus últimos años, el pasado 16 de diciembre, pero todo quedó suspendido después de que unas horas antes el Ministerio de Sanidad enviase dicha circular.

En el centro médico de Udine le esperaba un equipo de médicos y enfermeros voluntarios que procederían a la interrupción de la hidratación y de la alimentación, como había autorizado una sentencia del Tribunal Supremo tras la petición de su familia.

De esta manera, Giuseppe Englaro, padre de Eluana, que ha luchado durante una decena de años para que la Justicia le concediese desconectar a su hija, tendrá que buscar un nuevo centro médico dispuesto a retirar la sonda.

La sentencia del Supremo, la primera que autoriza en Italia a desconectar a una persona con un coma irreversible, sigue causando polémica en el país y las asociaciones católicas y los políticos conservadores comenzaron una dura campaña para evitar que esto sucediese.