Publicado: 05.11.2016 08:55 |Actualizado: 07.11.2016 14:47

Clinton confía en Obama para la movilización del votante afroamericano

La candidata demócrata no consigue que la población negra acuda a votar como lo hizo en 2012. El voto por adelantado de los afromericanos cae 10 puntos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Hilary Clinton junto a Beyoncé y a Jay Z en un mitín en Cleveland. /REUTERS

Hilary Clinton junto a Beyoncé y a Jay Z en un mitín en Cleveland. /REUTERS

NUEVA YORK.- En el año 2012, con Obama encabezando el cartel electoral, la población afroamericana de Estados Unidos acudió a votar alcanzando porcentajes históricos. Hoy en 2016, con Hillary Clinton en la papeleta, los demócratas necesitan volver a movilizar a la población a esos niveles. Por el momento, y a la espera de lo que ocurra el próximo martes, la candidata demócrata no está en condiciones de conseguirlo. Eso es lo que se desprende al menos de los primeros datos del voto anticipado.

A la espera de lo que ocurra hasta el día de la elección, la conclusión es que la candidata demócrata lo tiene complicado para alcanzar los logros de su antecesor. Según los avances publicados por el diario New York Times, el voto por adelantado de los afroamericanos, que tradicionalmente han liderado este tipo de participación, ha bajado diez puntos respecto a hace cuatro años.



En este final de campaña, que está siendo más ajustado y tenso de lo esperado, el equipo de Hillary Clinton reconoce que su candidata necesita igualar alguna de las estadísticas de Obama para amarrar la carrera a la Casa Blanca. Esto es prioritario sobre todo en aquellos rincones del país en los que hay muchos votantes que todavía no han decidido a quién van a apoyar el próximo domingo. La elección presidencial se resolverá en un puñado de estados y por un puñado de votos.

Clinton que en las últimas semanas mantenía una tendencia de crecimiento en las encuestas, veía como las revelaciones del FBI sobre el uso de un servidor de correo electrónico privado en su etapa como secretaria de Estado frenaban las expectativas estrechando la distancia con su rival electoral.

La nueva situación ha forzado al todavía presidente del Gobierno a salir al rescate de su compañera de filas para evitar un mayor ascenso de Donald J. Trump. Barack Obama, símbolo del progreso de la comunidad negra en Estados Unidos, intentaba estos días agitar conciencias alertando del peligro de ceder el despacho Oval a una persona manifiestamente racista. “Necesito que todos entiendan que lo que hemos hecho depende de que yo pueda pasar la batuta a alguien que cree en las mismas cosas que yo creo”, decía.

Pero, ¿por qué hay parte de la población negra que rechaza apoyar a Hillary aunque eso beneficie a Donald Trump? Lo explican algunos líderes de esta comunidad, que se muestran escépticos con las promesas de la aspirante del partido demócrata. Sencillamente no se la creen. Aseguran que Clinton es parte del problema que se ha creado en torno a la discriminación racial y al asesinato de ciudadanos negros por parte de miembros de las fuerzas de seguridad. Recuerdan además que algunas de las normas que más les han afectado, como por ejemplo la Ley de Control del Crimen que provocó el aumento de la detención de ciudadanos negros, fue puesta en marcha por el ex presidente Bill Clinton.

La candidata demócrata que intensifica su campaña celebrando hasta 13 mítines por día e involucrando a Bernie Sanders, Bill Clinton o Michel Obama pasará por cuatro estados decisivos en las próximas 24 horas. Este viernes el equipo de la candidata anunciaba un nuevo fichaje estrella para la campaña; el próximo domingo el jugados de la NBA Lebron James se unirá a la ex secretaria de Estado para participar en un mitin en Cleveland, Ohio. La popularidad del alero de los Cavaliers puede ser decisiva en una de las zonas rurales de Estados Unidos que todavía no ha decidido mayoritariamente por quién va a votar.