Público
Público

Clinton va a Libia para avalar al nuevo régimen

Reclama al CNT que "tome medidas para unir al país"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo Nacional de Transición (CNT) recibió este martes otro importante espaldarazo internacional. La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, realizó una visita sorpresa a Trípoli y ofreció a las nuevas autoridades libias la cooperación de la Casa Blanca en su 'combate por la libertad y la democracia'.

'Esta es la victoria de Libia. El futuro os pertenece', proclamó la canciller estadounidense en rueda de prensa. Acto seguido, Clinton cambió el tono optimista por veladas advertencias al CNT: 'Hemos pedido a las autoridades libias que tomen las medidas necesarias para unir al país (...), que se comprometan con la transición a la democracia, con el imperio de la ley y con la celebración de elecciones'.

En el seno del CNT hay graves divisiones internas sobre la formación del nuevo Gobierno, pero hasta ahora se han escudado en la guerra aún en curso contra los últimos bastiones gadafistas para dejar en punto muerto los nombramientos.

El CNT confirmó ayer la conquista de Beni Walid, lo que les acerca un poco más al control total del país. 'Beni Walid está liberada al 100%, dijo el comandante Mohamed Shakonah. El militar subrayó que en la ciudad ondea ya sólo la bandera tricolor de la nueva Libia, mientras que los únicos disparos que se escuchan son los que lanzan al aire los milicianos a modo de celebración.

La canciller de EEUU pide que las milicias se unifiquen en un 'Ejército único'

Caída Beni Walid, la única ciudad donde quedan focos de resistencia gadafista es Sirte, la cuna natal del dictador. La milicia libia se precipitó hace unos días al anunciar también la victoria sobre Sirte, pero después se desdijo.

El portavoz de la misión de la OTAN en Libia, Roland Lavoie, señaló que 'la lucha armada en Sirte se limita a un área muy pequeña, unos pocos edificios'. Sin embargo, los gadafistas atacaron a las fuerzas libias con fuego de mortero en el frente este y mataron al menos a 13 combatientes, según presenció Reuters.

'Muchos mártires han caído', confirmó Ahmed Fitouri, miembro de la brigada Al-Hurra. 'Hemos encontrado una gran resistencia', añadió el miliciano, explicando que los combatientes se habían visto forzados a retroceder en varios puntos de la ciudad conquistados un día antes por la peligrosa presencia de francotiradores.

Los gadafistas hostigan a las tropas libias con un fuego de mortero cruento

El contraste entre la descripción desde el campo de batalla y el optimismo de Bruselas y Trípoli ha sido una constante desde la toma de la capital libia, hace ya dos meses.

La inexperiencia de la mayoría de los combatientes del CNT ha multiplicado el número de víctimas mortales y de heridos, que se cuentan por miles. Por ese motivo, Clinton ofreció 'evacuar a los heridos más críticos a centros médicos especializados de EEUU'.

La secretaria de Estado de EEUU añadió que una de las prioridades del Gobierno libio tras la captura de Sirte debería ser 'unificar las diferentes milicias en un Ejército único. Es imprescindible tener un Ejército nacional bajo autoridad civil'.

Las milicias han expresado su lealtad al CNT, pero están consideradas una de las mayores amenazas a la unidad del nuevo país porque todas reivindican su parcela de poder en el futuro Gobierno de Libia.