Publicado: 09.09.2015 09:32 |Actualizado: 09.09.2015 09:32

Clinton pide perdón por los correos electrónicos: "Fue un error"

La precandidata demócrata a la Casa Blanca reconoce que se equivocó al haber usado un servidos privado para los mensajes que envió cuando era secretaria de Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Hillary Clinton, en un momento del programa de Ellen Degeneres junto a la presentadora y al DJ 'Twitch'. - REUTERS

Hillary Clinton, en un momento del programa de Ellen Degeneres junto a la presentadora y al DJ 'Twitch'. - REUTERS

WASHINGTON.- La precandidata demócrata a la Casa Blanca Hillary Clinton volvió a pedir hoy disculpas por la controversia suscitada por haber usado un servidor privado para los correos electrónicos que enviaba mientras ocupaba el cargo de secretaria de Estado, un caso que le ha perjudicado en su campaña.

"Fue un error. Siento que ocurriese. Admito toda la responsabilidad. Lo que hice estaba permitido, estaba sobre la mesa. Pero mirándolo en retrospectiva, como hago ahora, aunque estaba permitido, debí haber usado dos cuentas. Una para lo personal y otra para lo laboral", ha indicado en una entrevista en la cadena ABC. La semana pasada, en otra entrevista en NBC, Clinton lamentó la polémica que se ha levantado en torno al asunto, aseguró que asume la responsabilidad y admitió que "no era la mejor opción".



Este año, Clinton se vio envuelta en una polémica cuando se preparaba para lanzar su carrera presidencial, al revelarse que había utilizado su cuenta de correo electrónico privada para asuntos de interés nacional mientras era secretaria de Estado (2009-2013). Ante esta situación, la oposición republicana exigió que se hicieran públicas aquellas comunicaciones que Clinton mantuvo desde su cuenta privada y que podrían atañer a la seguridad del país.

Atendiendo a las reclamaciones de los republicanos y a los de la propia Clinton, que insistió en que se publicaran para despejar cualquier tipo de duda, en mayo pasado el Departamento de Estado desclasificó cerca de 300 correos, en su mayoría relativos al atentado contra locales del Consulado de EE.UU. en Bengasi, en Libia. Esos correos electrónicos ya habían sido revisados por el Comité de la Cámara de Representantes que investigaba el atentado del 11 de septiembre de 2012 en el que falleció Chris Stevens, embajador de EE.UU. en Libia, y otros tres ciudadanos estadounidenses.

Asimismo, en julio también se publicaron otras 3.000 páginas pertenecientes a unos 1.900 correos de la exsecretaria de Estado y el 31 de agosto se publicaron 7.000 nuevas páginas de sus correos electrónicos, entre los que destaca uno enviado al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.