Publicado: 01.11.2013 20:38 |Actualizado: 01.11.2013 20:38

El CNI colaboró con Reino Unido en operaciones encubiertas de vigilancia masiva en Internet

Según documentos facilitados por Snowden al diario 'The Guardian', los servicios secretos españoles participaron en las llamadas "Operaciones Encubiertas de Internet" con la mediación de una empresa privada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) desarrolló una estrecha colaboración con la agencia de intercepción de datos de Reino Unido en el campo de las llamadas "Operaciones Encubiertas de Internet" (Covert Internet Ops), según nuevos documentos del extécnico de la Agencia Seguridad Nacional de EEUU Edward Snowden, divulgados este viernes por el diario británico The Guardian.

En el caso concreto de España, los documentos de The Guardian desvelan que el CNI y el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno británico (GCHQ) cooperaron a través de una compañía de telecomunicaciones británica, cuyo nombre no es desvelado en los documentos por tratarse de una información "estrictamente confidencial, cuya labor fue clave "para efectuar ejercicios a gran escala de vigilancia por internet", cita el diario británico.

El informe, con fecha de 2008, puntualiza no obstante que en el momento de su redacción "GCHQ todavía no se ha involucrado con el CNI a la hora de explotar la investigación" de direcciones IP de Internet -si bien apunta una futura reunión en este sentido para otoño de ese año- aunque sí destaca "avances a pasos agigantados" en la relación entre ambas agencias "a través de este socio comercial", en relación a la anónima compañía británica, que ejerció una función de coordinación.

El resultado de esa cooperación propició "nuevas oportunidades y arrojó resultados sorprendentes". "El socio comercial", según el GCHQ, ha aportado equipo al CNI, a la vez que nos mantiene informados, lo que nos capacita para invitar al CNI este próximo otoño para mantener conversaciones centradas en las IP".

El documento concluye que la agencia de Inteligencia británica "ha encontrado un homólogo muy competente en el CNI, en particular en lo que se refiere al ámbito de las Operaciones Encubiertas de Internet".

El espionaje se realizaba mediante interceptaciones directas de cables de fibra óptica o de de acuerdos con compañías de telecomunicaciones

Los documentos del extécnico de la NSA publicados por el rotativo inglés también desvelan que el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno británico colaboró, además de con España, con las agencias de espionaje de Alemania, Francia y Suecia para desarrollar y compartir información sobre métodos de vigilancia masiva de las comunicaciones telefónicas y de Internet.

El informe del GCHQ, con fecha de 2008, revela la estrecha cooperación de Londres con varios países europeos para intercambiar información y consejos de cara a labores de espionaje, las cuales se llevaban a cabo mediante interceptaciones directas de cables de fibra óptica o a través de acuerdos con compañías de telecomunicaciones.

En el caso de Alemania, el GCHQ destaca el "enorme potencial" del Servicio de Inteligencia Federal (BND), así como su "buen acceso al corazón de Internet". Los servicios británicos destacan de los alemanes su capacidad técnica, con canales capaces de soportar hasta 100 GB por segundo.

La relación del GCHQ y el BND se basó principalmente en el asesoramiento para que la agencia alemana pudiese "reformar" o "reinterpretar" la legislación de su país, "muy restrictiva" en lo referente a interceptación de comunicaciones", según el informe citado por The Guardian.

Respecto a las relaciones entre el GCHQ y la Dirección General de Seguridad Exterior (DGSE) francesa, la agencia británica esperaba sacar provecho de los vínculos de la gala con una compañía telefónica cuyo nombre no aparece en los documentos filtrados. Los servicios de Reino Unido confiaban en alcanzar estos mismos vínculos en un futuro.

"El DGSE es un aliado motivado y técnicamente competente que ha mostrado una gran voluntad de implicarse en cuestiones de direcciones IP" y avanzar sobre una base de "cooperar y compartir", asegura el GCHQ, que hace especial hincapié en el provecho obtenido de una serie de reuniones con la agencia francesa sobre la descodificación de datos.

Los servicios de Inteligencia británicos también esperaban sacar partido de su alianza con el Instituto de Radio Defensa Sueco (FRA), especialmente después de que el Parlamento del país nórdico sacase adelante una ley que permitía el desarrollo de operaciones similares a la Tempora del GCHQ.

"Esperamos que logren un rápido progreso en explotación IP a raíz del cambio de la ley", destaca la agencia británica, para después ofrecer a "asistir" al FRA en sus nuevas operaciones.

Por otra parte, el GCHQ también analiza el papel de las dos agencias de Inteligencia holandesas, el Servicio de Seguridad e Inteligencia Militar (MIVD) y el Servicio General de Inteligencia y Seguridad (AIVD), que pese a ser "pequeñas" parecen "técnicamente competentes" y "muy motivadas".

"Los holandeses tienen algunas cuestiones legislativas sobre las que necesitan trabajar antes de que su contexto legal les permita operar al nivel del GCHQ. Estamos proporcionándoles asesoramiento legal sobre cómo encarar algunos de estos asuntos con abogados", explica el informe.

Los aliados que peor parados salen de este examen del GCHQ son los italianos, toda vez que la agencia británica ve en la Agencia de Información y Seguridad Exterior (AISE) y la Agencia de Información y Seguridad Interior (AISI) como dos organismos sin apenas colaboración. En este sentido, la Inteligencia de Reino Unido considera que la de Italia está "fracturada" o las dos agencias son "incapaces o les falta voluntad para cooperar".