Público
Público

El CNT convoca elecciones en Libia para dentro de ocho meses

Se formará un consejo nacional que elaborará una nueva Constitución y nombrará un Gobierno interino. Las autoridades libias rechazan hacer una autopsia a Gadafi 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El CNT pretende celebrar las primeras elecciones en Libia tras la muerte de Muamar Gadafi en un plazo máximo de ocho meses. Según ha anunciado el primer ministro de los rebeldes, Mahmud Yibril, los comicios servirán para formar un consejo nacional que se encargue de elaborar una nueva Constitución y de formar un Gobierno interino.

Durante su intervención en Jordania, durante el Foro Económico Mundial en Jordania, Yibril ha adelantado que ese Ejecutivo de transición liderará el país hasta que se celebren las elecciones presidenciales. Asimismo, ha precisado que la Carta Magna que elabore el que sería el primer Congreso Nacional de libia, será posteriormente sometida a referéndum.

Sobre la tardanza en convocar las primeras elecciones, el primer ministro de los insurgentes ha declarado que para el CNT la principal prioridad es 'retirar las armas de las calles del país y restaurar la estabilidad y el orden'.

Para el CNT, lo primordial es 'retirar las armas de las calles del país' 

Por otro lado, Fathi Bachagha, portavoz de la cúpula militar del CNT, ha dejado claro que no se realizará una autopsia del cuerpo de Gadafi. 'Ni hoy, ni otro día. Nadie va a abrir el cadáver'. De momento, los restos del dictador siguen en la cámara frigorífica de un viejo almacén de carne de un mercado de Misurata.

El CNT ha pospuesto el entierro que debía celebrarse en principio el viernes y que se producirá en una fecha que se desconoce y en un lugar secreto dentro del territorio libio. Ali Tarhouni, ministro interino de Petróleo, fue el encargado ayer de informar de que el exlíder no sería enterrado de forma inmediata como exige el precepto religioso islámico, sino que permanecería unos días en la morgue que se le ha improvisado.

Las versiones de la muerte de Gadafi no están ayudando a la imagen de los rebeldes

Las versiones sobre las circunstacias de la muerte del tirano no está ayudando a los rebeldes, al menos, de cara a su ya mermada reputación de respeto de los derechos humanos. Mientras Naciones Unidas, Amnistía Internacional o EEUU piden explicaciones a las nuevas autoridades libias por una muerte que parece una ejecución, los responsables del CNT chocan entre contradiciones.

Los interrogantes que empezaron a surgir el jueves, tras conocerse la muerte del tirano libio después de su captura en Sirte, han forzado al CNT a desmentir la supuesta ejecución que deja entrever los vídeos difundidos por los milicianos que lo capturaron.

Para acabar de poner en entredicho a los insurgentes, el primer forense que trató el cuerpo del malogrado excoronel libio declaró que  'Gadafi estaba vivo cuando fue capturado. Herido leve pero vivo. Después recibió una bala en la sien que salió por la frente y otra bala en el estómago'.