Público
Público

"El CNT premiará el apoyo con petróleo"

Mathieu Guidère. Arabista francés. Este catédratico asegura que el Gobierno de los rebeldes libios está compuesto por tres tendencias de igual poder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mathieu Guidère, profesor de universidad arabista y ex miembro de la diplomacia oficiosa francesa, pasa por ser una de las personalidades que más al corriente está de lo que decide el Consejo Nacional de Transición libio (CNT), de sus equilibrios de poder interno, y de las relaciones con Francia. Cree que ese organismo puede pilotar la primera fase de la transición y que no habrá mayores violencias tras la caída del régimen de Muamar Gadafi.

¿Cuál es la parte de injerencia occidental y la parte de auténtica revolución ciudadana en la revuelta de Libia?

Hay una especificidad libia, porque la estructura social libia es muy diferente de las de Egipto o Túnez. No hay sociedad civil y sí un tejido tribal. Por otra parte, Libia no es un país que sufría de problemas económicos y sociales, de paro por ejemplo. Es decir que el levantamiento libio no está motivado por consideraciones fundamentalmente económicas, sino políticas. Se rebelaron contra Gadafi, no porque les faltara trabajo. Se rebelaron porque no querían el sistema de Gadafi. Por lo tanto, esas condiciones explican el otro elemento de su pregunta. El levantamiento era muy minoritario al inicio, de unas élites, y tuvieron que solicitar apoyo, inicialmente para proteger a civiles mediante la resolución de la ONU. Luego llegó, para las democracias occidentales un caso de conciencia: ¿Iban o no a respaldar la revolución política?

Es decir que, sin apoyo militar occidental, el CNT no podría tomar el poder.

Sí, probablemente.

'Se trata de evitar a toda costa que se reproduzca la situación iraquí'

Usted que los conoce, ¿podría decirnos qué divide y qué une a los más de 40 miembros del CNT?

Hay que comprender la formación del CNT. Empezó con un núcleo muy reducido de opositores de siempre, y poco a poco se fueron añadiendo otros sectores, con frecuencia a medida que la rebelión iba avanzando geográficamente, en función de las agregaciones posibles. En Túnez o Egipto, fue al contrario, fue masivo desde el principio. Hoy el CNT representa la evolución de la liberación del territorio libio, pero no es representativo del pueblo libio. Por lo que yo he podido saber, en su seno hay tres tendencias importantes. Una es la tendencia africanista, en la que predominan los ex dignatarios del régimen de Gadafi, los encargados precisamente de su aparato de expansión en Africa.

O sea que hay muchos miembros del régimen de Gadafi en el CNT.

Sí, eso lo confirmo. No había manera de hacerlo de otra forma. En la primera fase transitoria son necesarios cuadros del régimen antiguo: siguen controlando redes y resortes del poder. Hay un buen tercio de miembros del CNT que son jjerarcas ex gadafistas.

¿Las otras dos tendencias, cuáles son?

El segundo es un sector proeuropeísta, partidario de abrir Libia hacia el paisaje de la Unión Europea y el Mediterráneo, básicamente prooccidentales. Son otro tercio del CNT. Y, finalmente, un tercer sector: Es la tendencia que podríamos llamar 'árabo islámica', dentro de la cual hay una fuerte coloración islamista. Aquí lo que entra en juego es la pérdida de credibilidad total del proyecto nacionalista árabe. Lleva a este grupo a mirar más bien hacia los regímenes islamistas.

Una vez derribado el régimen, ¿teme choques armados entre las tres tendencias?

No lo creo. En cualquier caso no entre los tres sectores. Sólo dos de las tendencias tienen auténticos recursos armados propios para imponer su punto de vista por la violencia. Se trata de la tendencia africanista, que hereda puntos de anclaje en Africa y tropas para eventualmente desestabilizar la futura Libia. Y la tendencia islamista, que a buen seguro ahora sí dispone de elementos armados. Los pro occidentales, su única baza sobre el terreno, es la asistencia militar occidental, y a medida que la transición avance, forzosamente la irá perdiendo. Sólo podrá convencer con ideas.

'El CNT representa la evolución de la liberación pero no al pueblo libio'

Numerosas voces de geostrategas franceses se alzaron para desaconsejar la idea de instalar bases de la OTAN, o presencia militar permanente de Occidente en Libia.

Por supuesto. Es muy importante. Piense que la idea que está detrás de todas las mentes, sobre todo entre los analistas del mundo árabe-musulmán, es la referencia Irak. Se trata de evitar a toda costa que se reproduzca la situación iraquí, un referente que hay que eliminar. Debe desaparecer la sospecha de que la OTAN aprovechará para instalar presencia permanente. Por una vez que las democracias occidentales logran una operación que tiene pinta de funcionar, hay que evitar dar la impresión de que se confunde Libia e Irak.

¿Las negociaciones por las concesiones de hidrocarburos podrían hacer estallar el CNT?

Sí, pero vayamos por partes. Hay que distinguir los contratos existentes de los proyectos por venir. Por los contratos existentes, inicialmente, el CNT dijo que iba a revisar todos los contratos y anular aquéllos para los que hubo dinero oculto para el clan Gadafi. Pero, eso suscitó mucha irritación, en particular de China y Rusia. El presidente del CNT anunció el 17 de julio que respetaría todos los contratos ya en curso, firmados por el régimen Gadafi, por un deseo de continuidad del Estado. El problema es que Libia es un país con un potencial enorme, porque el petróleo estaba infraexplotado. Es el número uno africano en cuanto a reservas, pero sólo el cuarto país del continente en cuanto a producción. Se espera, pues, una subida exponencial de la producción. El CNT reflexionó sobre ello en abril pasado, y decidió que dará los contratos de explotación en función del esfuerzo de guerra que proporcionaron. En lo que respecta a Francia, hubo discusión sobre el caso. Ha salido una conclusión: Como Francia sostuvo un tercio del esfuerzo de guerra, en armas y en bombardeos, debería poder acceder a un tercio de los futuros contratos.