Público
Público

El 'cóctel' criminal del asesino de Winnenden

Comienzan a salir a la luz los posibles motivos que llevaron a Tim a matar a 15 personas. Como señalan amigos y la Policía, el 'cóctel' parece coincidir con otros casos recientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un día después de que Alemania se viera conmocionada con la matanza de quince personas obra de un adolescente de 17 años en la localidad de Winnenden, comienzan a salir a la luz los posibles motivos que llevaron a Tim K. a tomar un arma y matar a todas las personas que se fue encontrando en su camino hasta suicidarse.

Como en casos similares, el cóctel parece coincidir: videojuegos violentos, internet y falta de amigos por una mala relación con sus compañeros de clase. Además, el fácil acceso a armas es otro de los motivos señalados. Los padres del agresor han abandonado la localidad en la que ocurrieron los hechos, mientras se estudia la posibilidad de presentar cargos contra ellos por negligencia. El arma utilizada en la masacre era del padre de Tim.

En las primeras investigaciones, la Policía ha registrado el ordenador del agresor en busca de pistas. 'El motivo está relacionado con Internet', ha señalado el portavoz de la Policía de Waiblingen encargado del caso, Klaus Hinderer. Según la Policía, en el ordenador del joven se ha encontrado un juego de guerra, un hecho que coincide con testimonios de sus amigos que lo señalaban como aficionado a los juegos de esta temática.

Por su parte, el comisario de la Policía de esta localidad, Ralf Michelfelder, reconoció que se ha estudiado el entorno del agresor y ya se ha conseguido 'el primer indicio para un motivo' de la masacre, si bien no quiso entrar en detalles.

Además, en el ordenador del adolescente se han encontrado enlaces a chats donde, aunque la Policía no lo ha indicado directamente, se encontrarían conversaciones personales del asesino que pueden conducir a alguna pista sobre sus motivos para la matanza.

Asimismo, los testimonios que recogen hoy todos los medios alemanes de las personas que le conocieron parecen apuntar a una mala relación con los compañeros de clase y en particular con una profesora, e incluso se habla de posible mobbing. Una chica de 12 años, Fabienne B., asegura haber recibido una carta de Tim K. hace tres semanas. 'Escribe a sus padres y les dice que lo siente y que no puede más', señaló la adolescente.

Según relató al periódico Bild un vecino, cuando se le encontraba en el parque 'siempre se quejaba de una profesora porque le presionaba y le amenazaba con tirarle a la papelera'. De acuerdo con este vecino, Tim 'la odiaba, como a las mujeres en su conjunto'. Esto podría explicar el hecho, ya resaltado ayer por la Policía, de que la mayoría de las víctimas de su antiguo instituto fueran mujeres, ocho alumnas y tres profesoras.

Por su parte, un adolescente del barrio explicó a este mismo diario que dado que sus padres conocían a los del agresor le habían 'rogado que jugara con él, porque no tenía ningún amigo'. Según este joven, Tim tenía en su habitación 'al menos 30 armas de aire comprimido colgadas de la pared'.