Público
Público

El cólera se ceba con Haití

Detectados los primeros cinco casos en Puerto Príncipe de un brote que ya ha matado en el país caribeño a 250 personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La detección de los cinco primeros casos de cólera en Puerto Príncipe (800.000 habitantes), la capital de Haití, hizo saltar ayer todas las alarmas tanto en las autoridades sanitarias del país caribeño como en Naciones Unidas. Esta última, sin embargo, se mostraba aún reticente a hablar de manera oficial de que la epidemia se podía haber extendido ya a la gran ciudad.

El brote de cólera afecta actualmente al noroeste del país, con al menos 253 muertos y 3.115 afectados al cierre de esta edición, en unas zonas que no fueron tocadas por el terremoto del pasado 12 de enero. El Gobierno señaló que el número de víctimas se había 'estabilizado' porque en las últimas 24 horas se han producido menos muertes que en los primeros días. Las autoridades enterrarán en fosas comunes a las víctimas que no han sido identificadas ni reclamadas.

Sobre los cinco casos de Puerto Príncipe, Naciones Unidas señaló que han sido 'diagnosticados y aislados', aunque entre tanta cautela, Imoge Wall, portavoz de la organización en Haití, en declaraciones a CNN calificó lo ocurrido en la capital como de 'muy preocupante'. Estos cinco afectados se habrían trasladado recientemente desde las zonas afectadas hasta la zona norte de Puerto Príncipe, donde desde el seísmo hay 1,3 millones de personas viviendo hacinadas en campamentos en la calle.

Nadie ha podido determinar todavía el origen de una enfermedad que hacía un siglo que no tenía presencia en Haití. Lo que está claro es que la irrupción del cólera no tiene que ver con el terremoto que el pasado 12 de enero asoló el país caribeño, aunque evidentemente la situación en la que quedó el país más pobre de Latinoamérica hace fácil que se propague el brote entre la población.

El presidente del país, René Preval, denunció en una radio local que la enfermedad ha sido 'importada' de otro país, aunque se abstuvo de dar nombres. La acusación lanzada por el presidente Preval abrió la puerta a que sus seguidores acusasen a los dominicanos, con los que comparten territorio isleño y tienen una rivalidad histórica. 'En la frontera, los dominicanos tratan sus tierras con pesticidas venenosos, que han contaminado un río. Nosotros no sufríamos cólera desde hace un siglo', acusó Joel Joseph, activista de Puerto Príncipe, informa Daniel Lozano.

De momento, República Dominicana no ha contestado a estas acusaciones, aunque ha puesto a sus equipos sanitarios en emergencia. El ministro dominicano de Salud ha prohibido la venta de alimentos cocinados, zumos y agua en los mercados de la frontera.

La Organización Panamericana de la Salud, filial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para América Latina, advirtió además de que la enfermedad podría cruzar la frontera y extenderse a la zona occidental de República Dominicana, aunque todavía no se ha registrado ningún caso en ese país. Varias ONG, como Médicos sin Fronteras, afirmaron que el brote, del tipo 01, el más peligroso, pudo tener su origen en el río haitiano Artibonite, ya que la mayoría de los casos se han dado en poblaciones que rodean su curso. La confirmación oficial del origen tendrá que venir de la OMS.

Haití pidió ayer que se coor-dine la ayuda internacional que llega al país para combatir el brote de cólera con el fin de evitar el 'caos' que hubo en la entrega de donaciones tras el terremoto de enero pasado.

La preocupación pasa ahora porque el cólera no se propague entre los 1,3 millones de personas que tras el terremoto se quedaron sin casa, tanto en la capital como en otras zonas. 'El cólera tiene unos síntomas muy llamativos, la deshidratación es muy rápida. Se puede transmitir porque alguien hace sus necesidades y luego no se lava bien las manos o porque la fuente de agua está contaminada', señaló a este diario Pablo Yuste, jefe de la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia Española de Cooperación Internacional Para el Desarrollo (Aecid).

Desde Unicef, Carmen Molina, portavoz de la ONG en España alertó de que la población haitiana desconoce la gravedad de la enfermedad. 'No están acostumbrados al cólera y si se encuentran mal pueden dejarlo pasar. Pero hay mucho riesgo, sobre todo en menores de 5 años, porque a las tres o cuatro horas del contagio se puede producir la muerte', afirmó Molina. Unicef recalcó la necesidad de establecer un cordón sanitario para evitar que el brote se extienda por los campamentos de la gente que está viviendo en plena calle.

Tanto ONG como autoridades señalan como prioridad que la población extreme las medidas de higiene: que se laven las manos, principalmente, y que tengan cuidado con el agua y los alimentos. Las organizaciones de ayuda están repartiendo entre la población pastillas potabilizadoras.

Aunque este brote no tiene su origen en el terremoto, distintas ONG llevan meses advirtiendo de que la devastación en la que quedó el país unido a la temporada de lluvias hacía a Haití proclive para ser protagonista de una nueva catástrofe humanitaria. 'La predicción, por desgracia, se ha cumplido', concluyó Yuste.

Definición

El cólera es una forma de diarrea infecciosa causada por una bacteria, ‘Vibrio cholerae'. Sólo dos cepas de la bacteria -la 01 y la 139- causan brotes epidémicos, aunque algunos otros tipos también provocan la enfermedad.

Incidencia

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año hay entre tres y cinco millones de casos de cólera en el mundo, que provocan entre 100.000 y 120.000 muertes en todo el mundo. En España, los dos últimos brotes de cólera sucedieron en 1971 y 1979.

Transmisión

El cólera se transmite de forma directa por la ingestión de comida o agua que contenga la bacteria y, de forma indirecta, por la exposición a heces y vómitos de los afectados. Por esta razón, es una enfermedad típica de zonas con mala potabilización.

Incubación

El cólera tiene un periodo de incubación muy corto, que oscila entre pocas horas y cinco días. La enfermedad se inicia de forma súbita. Además, el ‘V. choleare' puede transmitirse entre siete y 14 días después de la infección, con el paciente ya curado.

Síntomas

Los principales síntomas son diarrea acuosa y vómitos, que pueden causar la deshidratación y la muerte en pocas horas. No obstante, sólo el 20% de los infectados desarrolla la enfermedad y, de estos, sólo una quinta parte la sufre en su forma aguda.

Tratamiento

El principal tratamiento del cólera es la administración de suero.