Publicado: 25.08.2016 08:49 |Actualizado: 25.08.2016 12:37

Colombia llega a la meta de una
paz definitiva tras el acuerdo
entre el Gobierno y las FARC

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anuncia la convocatoria de un plebiscito en octubre para que el pueblo refrende los pactos rubricados en La Habana.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía de una pantalla gigante en Bogotá con la transmisión por televisión de la firma del acuerdo final que cierra las negociaciones de paz entre las FARC y el Gobierno. (EFE)

Fotografía de una pantalla gigante en Bogotá con la transmisión por televisión de la firma del acuerdo final que cierra las negociaciones de paz entre las FARC y el Gobierno. (EFE)

LA HABANA (CUBA). Casi cuatro años de negociaciones arduas e intensas culminaron a última hora de ayer, miércoles, en La Habana con un histórico acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC, anunciado en un acto formal en el que se vieron lágrimas, aplausos y la emoción de poner fin a una guerra de más de medio siglo.

Queda pendiente la firma del documento, en un acto que tendrá lugar en Colombia en una fecha aún por concretar, pero todo apunta a que será en las próximas semanas y ahí empezará la cuenta atrás de 180 días para que el grupo guerrillero abandone la lucha armada, sin un solo fusil en su poder.

Dicho acuerdo deberá ser refrendado por el pueblo colombiano en un plebiscito que se celebrará a principios de octubre.



El documento fue rubricado por los jefes negociadores de las dos delegaciones, Humberto de la Calle por el Gobierno y Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, en representación de la guerrilla, así como por los embajadores de Cuba y Noruega, países garantes en el proceso de paz.

"La guerra ha terminado. Pero hay un nuevo comienzo. Este acuerdo abre posibilidades para comenzar una etapa de transformación de la sociedad colombiana", aseveró el jefe negociador del Gobierno de Colombia, Humberto de la Calle.

Tras el anuncio del acuerdo, el presidente Juan Manuel Santos se dirigió a los colombianos en un discurso en que les reiteró que ellos tendrán la última palabra sobre los acuerdos alcanzados. Además le puso fecha a ese referéndum, será el domingo 2 de octubre de este año.

El mandatario colombiano destacó que el acuerdo "es un conjunto de compromisos articulados entre sí para terminar el conflicto armado" que dará al país "la oportunidad de construir juntos una paz estable y duradera para todos".

En este sentido, subrayó que para ello es necesario "garantizar que los alzados en armas se reincorporen a la vida civil y legal". "Los antiguos miembros de las FARC -ya sin armas- podrán acceder a la vida política del país, en democracia. Deberán, como cualquier otra organización partidista, convencer con propuestas y argumentos a los ciudadanos para ser elegidos", apostilló.

Las FARC podrán participar en las elecciones de 2018

Como parte de esa participación la guerrilla desarmada tendrá unos portavoces en el Congreso, "con voz pero sin voto", para discutir la implementación de los acuerdos hasta el 2018. A partir de ese año participarán en las elecciones con una "representación mínima" asegurada por dos periodos, si no logran el umbral electoral.

Además, el acuerdo refleja, según recordó Santos, que las FARC adquirirán el compromiso de "romper cualquier vínculo que hayan tenido con el narcotráfico", así como a colaborar "con acciones concretas" para combatirlo. "¡La paz es su victoria, y es la victoria de todos los colombianos!", concluyó Santos.

Por su parte, el jefe negociador de las FARC en los diálogos de paz, Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, afirmó que se ha ganado "la más hermosa de todas las batallas" con el acuerdo definitivo de paz suscrito en La Habana. "Creo que hemos ganado la más hermosa de las batallas, la de la paz de Colombia", resaltó Márquez, número dos de las FARC, sobre el histórico acuerdo cerrado este miércoles en la capital cubana con el Gobierno que preside Juan Manuel Santos.

44 meses de negociaciones en La Habana

Los seis puntos de los que consta el acuerdo final fueron leídos en un acto presidido por el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, y que generó una creciente expectación desde que a última hora del martes las delegaciones negociadoras desvelaron que estaban a las puertas de concluir los diálogos para la paz.

El documento firmado suma doscientas páginas y del mismo se han sacado siete copias para las partes, los dos países garantes, los dos acompañantes -Chile y Venezuela- y la ONU, todas ellas firmadas página a página por De la Calle y Márquez.

Su contenido ha sido negociado hasta la última coma a lo largo de 44 meses en La Habana, con varios hitos de gran relevancia cuando las partes alcanzaron acuerdos concretos en algunos de los puntos más sensibles de la negociación, como en el caso de la creación de la jurisdicción especial para la paz y el cese bilateral del fuego. Los seis puntos generales del acuerdo se agrupan bajo los títulos "Reforma Rural Integral", "Participación política: Apertura democrática para construir la paz", "Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas", "Solución al Problema de las Drogas Ilícitas", "Víctimas" y " Mecanismos de implementación y verificación".

Una vez hecho público, el acuerdo pasará al Congreso de Colombia, que se ocupará de poner en vigor las leyes para la implementación de lo pactado, así como de convocar un plebiscito para que los colombianos tengan la última palabra. En paralelo, la guerrilla convocará una conferencia interna para que sus filas den el visto bueno a lo pactado por los equipos negociadores del Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en casi cuatro años de diálogos de paz.

La noticia fue bien recibida en todo el país. Alrededor de mil personas se concentraron en Bogotá bajo banderas de organizaciones políticas de distinto signo para celebrar el acuerdo de paz. Tan pronto se mostró en una pantalla gigante instalada en el Parque de los Hippies de la capital colombiana la imagen de los negociadores rubricando el acuerdo de paz, la multitud estalló en júbilo al grito de "sí se pudo", con la confianza en que lo pactado será ratificado por la población en un plebiscito que se celebrará el próximo 2 de octubre. "Parecía dilatarse mucho y realmente llegó el día. Lo recibimos con emoción, siento a toda Colombia comprendiendo la responsabilidad que tiene en el plebiscito", dijo  el excandidato presidencial y exalcalde de Bogotá, Antanas Mockus.

Etiquetas