Publicado: 07.04.2015 20:12 |Actualizado: 07.04.2015 20:12

Los combates impiden
la entrada de la ayuda humanitaria en Yarmuk

Unos 18.000 refugiados palestinos siguen atrapados por los enfrentamientos. La ONU califica la situación de "catastrófica"

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Un combatiente toma posición en las escaleras de un edificio destrozado por los bombardeos en Yarmuk. - YOUSSEF KARWASHAN / AFP

Un combatiente toma posición en las escaleras de un edificio destrozado por los bombardeos en Yarmuk. - YOUSSEF KARWASHAN / AFP

BEIRUT.- La situación se mantiene sin cambios sustanciales en el campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk, en la periferia de Damasco, donde continúan los combates sin que ninguna de las partes lograra avanzar y sin que haya podido introducirse ningún tipo de ayuda humanitaria.

"Apenas ha habido cambios sobre el terreno", informó el director de la Fundación Yafra para la Ayuda y el Desarrollo de la Juventud, Wesam Sabaaneh, que desde Beirut está en contacto con fuentes en el lugar. Esta ONG tuvo que retirarse el jueves pasado de Al Yarmuk tras el asesinato de uno de sus voluntarios a manos del Estado Islámico (EI), que irrumpió en Al Yarmuk el día anterior.

Desde entonces, los yihadistas se enfrentan a la organización Aknaf Beit al Maqdis ─una facción palestina opuesta al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad─ y a rebeldes de otros grupos que han acudido a defender el campo, situado en el sur de Damasco y a unos cinco kilómetros de su centro.



Bombardeos junto al hospital

En la mañana de este martes reinaba una calma relativa en Al Yarmuk, donde sus habitantes aprovecharon para salir brevemente de sus casas y buscar sustento, explicó por internet el activista de la opositora Red Sham Hasan Taquiedin, desde Guta Oriental, en las afueras de Damasco. Esta fuente subrayó que los choques se concentraron en los alrededores de la rotonda Palestina.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos agregó que varios proyectiles cayeron en las inmediaciones del Hospital Al Basel y del parque de los Mártires. También hubo enfrentamientos entre los yihadistas y otras facciones en el vecino distrito de Al Hayar al Asuad, por donde el EI entró el miércoles al campo de refugiados.

Ante la continuación de las hostilidades, durante esta jornada ningún habitante
de Al Yarmuk ha podido
huir a otros lugares

Ante la continuación de las hostilidades, durante esta jornada ningún habitante de Al Yarmuk ha podido huir a otros lugares, como Yalda, Beit Sahem y Babila, próximos al campo y adonde escaparon centenares de familias durante el fin de semana; ni tampoco han podido acceder a él las organizaciones humanitarias.

En esas zonas, la Media Luna Roja siria ha repartido en los últimos tres días unos 10.000 paquetes de comida entre los desplazados, dijo una fuente de este organismo en la capital siria. La organización estudia ahora cómo solucionar la escasez de agua y los problemas sanitarios que afrontan las personas que han escapado de Al Yarmuk a otras áreas, con tanques de agua y el envío de unidades médicas equipadas con los medios necesarios. Por su parte, la Fundación Yafra distribuyó 1.000 paquetes de comida en Yalda.

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) ha calificado de "totalmente catastrófica" la situación humanitaria en Al Yarmuk, por lo que considera que cualquier persona o Gobierno que pueda influir en las partes debe tratar de intervenir.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió ayer de urgencia y exigió a los bandos que protejan a los refugiados, permitan la entrada de ayuda humanitaria y faciliten la evacuación de civiles de la zona de combate.

El Estado Islámico, en Damasco

El EI difundió este martes varias fotografías en internet, aparentemente dentro del campo, donde se veía a yihadistas, algunos con pasamontañas y armas, posando con banderas de la organización radical en la calle Al Yarmuk, la Mezquita de Al Wasim y un complejo de seguridad, que, según el grupo, están bajo su control. Hasta ahora, no se había documentado la presencia de elementos del EI dentro de Damasco.

Antes del inicio del conflicto en Siria, unas 160.000 personas vivían en Al Yarmuk, pero su número se ha visto reducido a unas 18.000 en los dos últimos años por los combates entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes y por el cerco impuesto por el régimen. Los insurgentes asumieron el control de Al Yarmuk en diciembre de 2012 y, desde entonces, sus calles han sido escenario de enfrentamientos con las fuerzas de Al Asad.

Antes de la irrupción del EI, estaban en el campo las fuerzas de Aknaf Beit al Maqdis y el Frente al Nusra, al que activistas y otros opositores acusan de haber ayudado a los yihadistas del EI a entrar en Al Yarmuk, aunque la rama de Al Qaeda en Siria ha asegurado que se mantiene neutral.

lea también...