Público
Público

Comienza el juicio rápido contra el agresor de Berlusconi

El agresor se encuentra retenido en un centro de tratamiento de trastornos mentales. Dos psiquiatras avalan que en el momento de los hechos "no era capaz ni de entender ni de discernir"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Massimo Tartaglia, el perito electrónico que el pasado 13 de diciembre agredió al primer ministro italiano , Silvio Berlusconi, será juzgado hoy en Milán. Será un juicio por la vía rápida. El acusado se halla internado bajo arresto domiciliario en un centro terapéutico donde se le atienden sus problemas mentales. Cuenta con el informe favorable de dos psiquiatras,  Antonio Marigliano y Fiorella Gazzale, que afirman que en el momento de los hechos 'no era capaz ni de entender ni de discernir'.

La agresión se produjo en la capital lombarda, cuando el Il Cavaliere acababa de terminar un mitin político. Tartaglia le lanzó una reproducción de la catedral de Milán a la cara, provocándole una lesión lacero-contusa interna y externa en el labio superior, que necesitó varios puntos, además de la rotura de dos dientes y una fractura en el tabique nasal, que no necesitó ser operada. Debido a las lesiones Berlusconi tuvo que permanecer ingresado durante cuatro días en el hospital San Raffaele y retirado de la vida pública durante dos semanas.

No se excluye que Tartaglia sea absuelto y declarado no imputable a causa de la enfermedad mental que sufría en el momento de los hechos, aunque deberán ser dispuestas medidas de seguridad como ser declarado 'socialmente peligroso'.

Silvio Berlusconi no se ha constituido como parte civil en el juicio y ha renunciado al resarcimiento como objeto de agresión.