Público
Público

Comienza la purga en la radio pública francesa

La dirección, cercana a Sarkozy, despide a dos profesionales críticos con el dirigente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si faltaba una señal sobre el lanzamiento de las maniobras de cara a las elecciones legislativas y presidenciales de 2012 en Francia, ésta llegó el miércoles con la purga en la radio pública France Inter, cuya dirección ha decidido excluir para la próxima temporada a dos de los humoristas de mayor éxito y de mayor poder corrosivo contra Nicolas Sarkozy. Se trata de Stéphane Guillon y Didier Porte, despedidos sólo un año después de la llegada al frente del ente público de Radio France de Jean-Luc Hees, nombrado directamente por el propio presidente de la República.

De hecho, el mandatario francés reformó hace dos años la legislación sobre la comunicación audiovisual pública para imponer la elección directa por parte del presidente de la República de los dirigentes de los diferentes entes públicos, suprimiendo así el anterior método de nominación, con peso para el Parlamento y el Consejo Superior Audiovisual la autoridad de regulación. De esta forma, impuso hace un año a Hees, quien nombró a Philippe Val director de France Inter, después de que éste se reuniera con Sarkozy.

Al frente de la crónica humorística del programa matinal de France Inter, uno de los más escuchados de Francia, Guillon se destacó por recuperar la mejor tradición satírica del periodismo francés. Un ejemplo de ello es que en una de sus últimas crónicas, cuando ya estaba amenazado, Guillon repitió: 'Sí, le doy por culo a Nicolas Sarkozy y le doy por culo a Nicolas Sarkozy y le doy por culo a Nicolas Sarkozy'. Con ello recordó que hace dos décadas, uno de los hombres puestos por el propio Sarkozy al frente de France Inter, Philippe Val, había pronunciado palabras similares sin ser despedido.

Desde hace tres semanas la tensión es muy fuerte en una casa donde siempre ha reinado el trabajo duro. Incluso, la Sociedad de Periodistas calificó, el 24 de mayo, de 'inaceptable' la manera en que se preparan los cambios. Además, la semana pasada, la redacción votó una moción de desconfianza contra Val, del que se rumorea que tiene previsto excluir a varios líderes de la redacción, como Brigitte Benkemoun y Hélène Jouan. De hecho, ya había despedido por razones personales a dos periodistas económicos importantes, Didier Adès y Dominique Dambert. Ahora sus siguientes presas son la emisión Esprit Critique y Et Pourtant elle tourne, inimaginables fuera del sector público.