Público
Público

Comienza la revisión de la autopsia de Salvador Allende

Una investigación aclarará si fue asesinado o se suicidó

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ayer se conformó el equipo que analizará la autopsia del expresidente de Chile Salvador Allende para ver si existen indicios de que el 11 de septiembre de 1973, día del golpe del general Augusto Pinochet, el mandatario fue asesinado o si efectivamente se suicidó, tal y como afirma la versión oficial.

El director del Servicio Médico Legal (SML), Patricio Bustos, afirmó ayer que no se realizará una exhumación del cuerpo de Allende, a menos que la Justicia lo ordene.

La indagación sobre la muerte del ex presidente surgió de la Justicia

A comienzos de diciembre, los tribunales chilenos exigieron que se exhumasen los restos del ex ministro de Relaciones Exteriores de Allende, José Tohá, cuya muerte se atribuyó a un suicidio. Tras una relectura de su autopsia, se hallaron fundamentos para una propiciar una investigación por homicidio, como siempre había pedido su familia.

Una de las dudas que existen sobre el motivo de la muerte de Allende es que la autopsia afirma que murió por un proyectil de un AK-47 que le entró por el mentón y salió por el cráneo. Ese informe forense lo realizó en 1973 el doctor José Luis Vásquez, que aún trabaja en el SML. Pero algunos forenses, como Luis Ravanal, afirman que ese tipo de arma no produce una salida de proyectil, sino el estallido del cráneo.

En todo caso, también existe el testimonio de otro médico que trabajaba como asesor de Allende, Patricio Guijón, que asegura haber visto el momento en que el líder socialista chileno se disparó en el mentón con la metralleta AK-47 que le había regalado Fidel Castro en una visita a Chile.

'Mi padre dijo que no sería de esos que se exilian', dice Isabel Allende

La investigación sobre la muerte de Allende surgió de la propia Justicia chilena, que realizó un catastro de todas las denuncias ocurridas durante la dictadura (1973-1990) y que aún no habían sido investigadas.

La familia de Salvador Allende no tiene dudas: 'Creemos fehacientemente la versión de los médicos que estuvieron con mi padre', afirma la diputada Isabel Allende, hija del ex mandatario.

'No tenemos dudas además, nosotros hicimos una exhumación y una autopsia de sus restos en 1990 para trasladarlos del lugar donde habían sido enterrados de forma anónima', puntualiza la diputada Allende en una entrevista a Efe.

'Mi padre dijo con claridad que no saldría vivo de La Moneda. Quería demostrar que él no iba a ser de esos presidentes que toman un avión de exiliados. Dijo que iba a pagar con su vida la lealtad de los trabajadores', afirma la diputada.

Mientras, el Partido Comunista de Chile pidió el domingo al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que en su visita a Chile, programada para marzo se refiera al respaldo político y financiero que ese país dio al golpe de Estado que encabezó el general Pinochet en contra del gobierno de Allende. Organizaciones de víctimas de la dictadura se han sumado a la petición.