Público
Público

Condena internacional por el plan de Israel para construir 1.100 viviendas en territorio ocupado

La jefa de la diplomacia europea y el enviado de la ONU para Oriente Medio critican los planes de Israel para construir 1.100 nuevas viviendas en territorio palestino ocupado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, criticó hoy los planes de Israel para construir 1.100 nuevas viviendas en territorio palestino ocupado en Jerusalén y pidió a sus autoridades que den marcha atrás. 'Hemos pedido a las partes que eviten medidas provocadoras y, por tanto, lamento enormemente que hoy se haya decidido continuar con los asentamientos', señaló Ashton en una intervención en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia).

Para la Alta Representante de la Unión Europea, el plan 'debería ser revocado', pues la ampliación de los asentamientos 'amenaza la viabilidad de la solución de los dos Estados'. La aprobación del plan de construcción en territorio ocupado, anunciada hoy, se produce justo en un momento en que el Consejo de Seguridad ha comenzado a debatir la petición de Palestina para ser admitida en la ONU como Estado miembro de pleno derecho con las fronteras anteriores a 1967 y con Jerusalén Este como capital.

Ashton, que compareció hoy ante los eurodiputados tras participar la pasada semana en la Asamblea General de Naciones Unidas, expresó su esperanza de que israelíes y palestinos puedan retomar las negociaciones de paz. 'Espero que las dos partes den un paso adelante', señaló, recordando la iniciativa de EEUU, Rusia, la ONU y la UE (el Cuarteto del mediadores en Oriente Medio) para volver al diálogo.

El enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Robert Serry, se sumó hoy a la ola de condenas internacionales por la decisión de Israel. 'La decisión de las autoridades israelíes de promover un plan de grandes cantidades de viviendas en un nuevo asentamiento en Jerusalén Este es muy preocupante e ignora la petición hecha por el Cuarteto el pasado viernes a las partes de que se abstengan de tomar decisiones provocadoras', dice el enviado en un comunicado difundido por su portavoz.

'Transmite una señal errónea en un momento delicado', agregó al referirse a la decisión tomada hoy por el Comité Urbanístico del Distrito de Jerusalén, dependiente del Ministerio del Interior, de aprobar ese proyecto en la ladera sur del barrio judío de Guiló, construido sobre tierras que antes de la guerra de 1967 pertenecían a la localidad palestina de Beit Yala, en el distrito de Belén.

Para Serry, 'la construcción en los asentamientos es contraria a la Hoja de Ruta y al derecho internacional y mina las posibilidades de reanudar las negociaciones para alcanzar la solución de dos estados y poner fin al conflicto'.