Público
Público

La conexión caraqueña del jefe de las FARC y sus sucesores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rostro está lleno de sorpresa y horror. Parece repasar su propia vida. Ni rastro de su famosa barba, que tanto le acercaba a otro guerrillero latinoamericano, Abimael Guzmán, el líder de Sendero Luminoso. La exhibición del cadáver de Alfonso Cano en la morgue de Popayán no desentraña, ni mucho menos, los misterios que envuelven su vida.

Una de las mayores incógnitas es su vinculación con Venezuela. Durante años, miembros de la oposición acusaron a Hugo Chávez de dar cobertura al líder de las FARC en territorio venezolano. Incluso el más atrevido asegura que Cano fue operado de la cara en una clínica de Caracas.

Misterios parecidos que se mantienen con los dos favoritos para sucederle al frente de las FARC. Distintos analistas coinciden en señalar que tanto Timochenko como Iván Márquez se ocultan en Venezuela. 'La última vez que se supo estaban allí', asegura el politólogo Jorge Giraldo. 'Pero no sabemos si siguen allí dadas las actuales buenas relaciones entre Chávez y Santos'.

Los dos guerrilleros forman parte de la misma Tercera Generación, la más fundamentalista. Timochenko, el de más antigüedad en el Secretariado de las FARC (compuesto por siete personas), es el favorito. 'Pero en las actuales circunstancias, con la presión del Ejército, el proceso de designación será complicado. Los que están en el país es imposible que puedan reunirse. Únicamente los de fuera de Colombia', desvela Giraldo. El debate sobre si la muerte de Cano acelerará un proceso de negociación o de radicalización se abre lleno de dudas. Pero Gustavo Petro, alcalde electo de Bogotá, sí lo tiene claro: 'La muerte de Cano demuestra que es la política del amor y de la vida la que puede transformar al mundo y superar las injusticias', dijo el exguerrillero.