Público
Público

El conflicto se recrudece en Siria con al menos 96 muertos

La oposición siria quiere evitar cualquier injerencia extranjera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 96 personas murieron ayer por la represión de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad en distintos puntos de Siria, donde los incidentes se prolongaron hasta altas horas de la noche, según el último recuento de la oposición.

Además, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos reveló que en Deraa murieron también ayer al menos 34 policías y soldados en enfrentamientos contra supuestos militares desertores, entre los que hubo al menos 12 muertos, si bien esta información no ha sido confirmada ni desmentida por las autoridades.

Los Comités de Coordinación Local precisaron que 28 personas perdieron la vida en la provincia de Deraa (sur), 13 en Homs (centro), seis en Idleb (norte), dos en Hama (centro) y una en Qameshli (noreste).

El grupo opositor destacó que 'los mártires', entre los que hay tres menores, perecieron por los disparos y bombardeos de los seguidores del régimen de Damasco.

Por su parte, el Observatorio subrayó que la violencia se intensificó en la ciudad de Jarba Gazala.

Al menos 34 policías y militares sirios habrían muerto en enfrentamientos con desertores En algunos puntos del país ha habido enfrentamientos entre las fuerzas de al Asad y hombres armados, supuestamente desertores del Ejército sirio. Muchos de éstos se han pasado a la oposición cuando los mandos les ponen ante la alternativa de disparar contra los civiles o ser fusilados. Estos desertores se organizan en el Ejército Libre de Siria, el que podría ser un actor clave para el recrudecimiento del conflicto y el paso a la guerra civil.

Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen de Bachar Al Asad que han causado la muerte de más de 3.500 personas, según las últimas cifras difundidas por las Naciones Unidas.

La violencia no ha disminuido en las últimas semanas pese a que el pasado 2 de noviembre Damasco aceptó poner en marcha una iniciativa de la Liga Árabe para poner fin a la crisis.

Por ello, el pasado sábado, la organización panárabe consideró que Siria no había adoptado las medidas acordadas y decidió suspender su participación como miembro de la organización.

El opositor Consejo Nacional Sirio (CNS) quiere evitar una injerencia militar exterior, declaró hoy uno de sus líderes, Burhan Galion, quien llegó a Moscú para entrevistarse con las autoridades rusas.

'Estamos dispuestos a colaborar con las autoridades que no asesinan al pueblo', dice un líder opositor 'Estamos dispuestos a colaborar con aquellas autoridades que no asesinan al pueblo sirio para buscar una solución pacífica a la crisis, a fin de evitar una injerencia militar exterior', dijo Galión, citado por agencias rusas.

También se mostró optimista sobre las expectativas de su reunión con los representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia y del Consejo de Federación (cámara alta del Parlamento ruso).

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, señaló la víspera que Rusia aboga por una solución negociada del conflicto sirio, y para ello invitó al CNS, uno de los grupos opositores más críticos con el régimen de Bachar al Asad.