Público
Público

Congo Unas 200 personas podrían haber muerto por un corrimiento de tierra en el Congo

Las fuertes lluvias entierran 50 casas en la provincia de Ituri, una zona de difícil acceso debido a las fuertes lluvias y a encontrarse entre montañas. Las autoridades confirman que hasta el momento han recuperado 44 cuerpos.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2

Un deslizamiento de tierra en la provincia de Ituri, al este de la República Democrática del Congo, puede haber provocado la muerte de más de 200 personas, según han declarado fuentes gubernamentales.  La causa de los corrimientos son las fuertes lluvias.

El vicegobernador regional, Pacifique Keta, estimó que unas 50 viviendas fueron enterradas en el lodo debido a las fuertes lluvias, lo que podría suponer la muerte de, al menos, 200 personas en el campo de pesca de Tara, uno de los poblados afectados por los deslizamientos, aunque hasta el momento se han recuperado 44 cuerpos.

Los ríos de lodo enterraron el pasado miércoles decenas de casas en los poblados de Tora, Kakakpa y Dhatsi, situadas a pies del lago Alberto, en la provincia de Ituri, lugar donde los equipos de rescate siguen tratando de recuperar a personas con vida entre los escombros.

"Hay mucha gente enterrada que hemos sido incapaces de salvar. El rescate es muy complicado porque es una zona muy montañosa, lo que dificulta el acceso", afrimó Keta.

"De momento la zona es inaccesible. Estamos allí gracias al helicóptero de la Monusco (misión de Naciones Unidas en el país) y seguimos evaluando los daños y planificando las intervenciones humanitarias", añadió Keta.

Las autoridades han prohibido el acceso a este área mientras que los servicios sanitarios tratan de evitar la propagación de enfermedades.

El vicegobernador se mostró preocupado por la dificultad que tienen los residentes para acceder a agua potable y letrinas, ya que todo ha quedado destruido.

Los vecinos de la zona, que viven principalmente de la pesca en el lago Alberto, sufre habitualmente desprendimientos de tierra e inundaciones.

En los últimos años, los corrimientos de tierras han causado decenas de muertos en la RDC, principalmente en las minas ilegales, donde los jóvenes ponen sus vidas en riesgo a cambio de bajos salarios.