Publicado: 07.05.2015 23:19 |Actualizado: 08.05.2015 13:56

ELECCIONES BRITÁNICAS

Los conservadores conquistan una mayoría absoluta inesperada

David Cameron consigue la reelección y podrá gobernar en solitario. Los 'tories' alcanzan la mayoría absoluta en el Parlamento británico frente a la debacle de los laboristas y la caída en picado de los liberales de Nick Clegg.  El SNP arrasa
y consigue 56 de los 59 asientos de Escocia.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:
David Cameron y su esposa ponen rumbo al Palacio de Buckingham. /REUTERS

David Cameron y su esposa ponen rumbo al Palacio de Buckingham. /REUTERS

MADRID / LONDRES. - Reino Unido seguirá siendo conservador. Las elecciones británicas han dibujado un panorama que ninguna de las encuestas había previsto durante la campaña electoral. Todos los sondeos pronosticaban una de las jornadas electorales más igualadas en décadas. No ha sido así. David Cameron es el gran vencedor de unos comicios que dejan, además, dos grandes derrotados: los laboristas y los liberaldemócratas. 

La victoria de Cameron ha sido tal que ha logrado la mayoría absoluta en Westminster, al sumar los 326 escaños necesarios de los 650 que conforman el total de la Cámara de los Comunes. Así el reelegido premier podrá gobernar a partir de ahora en solitario. Por eso, este mismo mediodía ha acudido al Palacio de Buckingham para ser recibido por la reina Isabel II, que le encargará que forme gobierno. Posteriormente, se espera que el líder conservador haga una declaración en su residencia oficial de Downing Street.

Mientras, los laboristas de Ed Miliband se van muy por detrás de lo esperado con 228 escaños, con una pérdida de 26 y han sufrido un duro revés en Escocia, su feudo tradicional. Y la gran debacle se la apuntan los liberales de Nick Clegg, hasta ahora en el Gobierno, que se quedan con tan solo ocho escaños y pierden 46. Su presencia en el Parlamento será prácticamente testimonial. Tanto Miliband como Clegg han asumido sus respectivas responsabilidades y han dimitido como líderes de sus partidos.



A la vista de las predicciones, Cameron ya se veía desde el primer momento como inquilino de Downing Street otros cinco años más. Prueba de ello ha sido su primer discurso, realizado directamente en clave institucional. "Por encima de todo, quiero mantener a nuestro país unido, a nuestro Reino Unido unido. En resumen, quiero que mi partido y que el gobierno que espero liderar reclame una responsabilidad que nunca deberíamos haber perdido: la de una nación, un Reino Unido", ha declarado durante su intervención para confirmar su escaño.

Cameron promete convocar un referéndum sobre el futuro de Reino Unido en la UE agilizar el proceso de devolución de transferencias a Gales y Escocia

Cameron, apelando al "sólido resultado" obtenido en las urnas, se ha referido a los "retos para los próximos cinco años", entre los que destacó, aparte de la defensa de la unidad en todo el territorio, la recuperación económica.

Al respecto, ha defendido que su partido "nunca ha escapado de las grandes cuestiones que se tienen que afrontar en política" e, igual que han gestionado un déficit sin apenas precedentes o el debate sobre la independencia de Escocia, su gobierno convocará un "referéndum sobre el futuro de Reino Unido en la Unión Europea, porque es necesario". Asimismo, se ha comprometido a agilizar "lo más rápidamente posible" el proceso de devolución de transferencias "para Gales y Escocia".

Los conservadores podrán formar gobierno en solitario tras lograr la mayoría absoluta en el Parlamento

Con los resultados conseguidos, Cameron no tendrá que recurrir a ningún socio para poder formar gobierno. Su mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes le deja las manos libres tanto para gobernar en solitario como para legislar sin excesivas ataduras.  

El SNP escocés, tercera fuerza británica

Al otro lado está el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), los grandes triunfadores de la noche junto a los conservadores. Los nacionalistas escoceses se han posicionado como tercera fuerza británica al conseguir 56 de los 59 escaños que estaban en liza en Escocia, un inédito impulso en relación a los seis con los que se había hecho en 2010.

Nicola Sturgeon, la líder del Partido Nacional Escocés. - REUTERS

La líder de la formación, Nicola Sturgeon (en la imagen), ha descrito los resultados como "un punto de inflexión histórico" en la política británica. Los grandes perdedores en Escocia han sido los laboristas de Ed Miliband, que han conservado solo un escaño de los 41 que tenían en la última legislatura, lo que ha repercutido en su estrepitosa derrota a nivel nacional.

El predecesor de Sturgeon, Alex Salmond -artífice del referéndum de independencia escocés del pasado 18 de septiembre-, ha logrado un escaño y liderará la estrategia escocesa en la Cámara de los Comunes de Londres. Tras conocer su victoria, el político, que fue diputado en Londres por primera vez en 1987, ha declarado que "el león escocés ha rugido esta noche", al celebrar el esperado avance de su partido, que se erige como la gran revelación de estas elecciones.

Otra de las figuras de la noche ha sido el conservador Boris Johnson, que ha confirmado su asiento por la circunscripción de Uxbridge & Ruislip South, confirmando sus posibilidades de aspirar a la sucesión de su partido, si se confirma que David Cameron tendría esta legislatura su último mandato.

Por último, los eurófobos y xenófobos del UKIP han confirmado el asiento en Clacton que habían ganado el pasado octubre en unos comicios parciales forzados por la deserción del hasta entonces diputado 'tory', Douglas Carswell. Se trata de la primera vez que la formación de Nigel Farage accede a Westminster en unas generales.

Participación y bolsa

Con casi todos los votos escrutados, se registra una participación del 65,97 %, unos 30 millones de electores, de 46,4 que estaban convocados a votar, un incremento del 0,5 % respecto a los comicios de 2010.

La noticia de la victoria conservadora impulsó al alza a la Bolsa de Londres, que abrió la sesión con un avance del 1,12 %, mientras que la libra esterlina se revalorizó casi un 2 % frente al dólar y el euro, hasta 1,55 dólares y 1,38 euros.

La apertura del nuevo Parlamento está fijada para el 18 de mayo, mientras que el 27 de este mes es la fecha del llamado "Discurso de la Reina", cuando Isabel II acude a la Cámara de los Lores para leer el programa de legislación preparado por el nuevo Gobierno.