Publicado: 21.08.2015 11:29 |Actualizado: 22.08.2015 13:41

Los conservadores tratarán de
formar Gobierno en Grecia con
un primer ministro de Syriza

El presidente de Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, considera que las elecciones son el peor escenario y propone al hasta ahora viceprimer ministro para sustituir a Tsipras 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El prisidente de Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, durante su reunión con el presidente de Grecia, Prokopis Pavlopoulos.- REUTERS

El prisidente de Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, durante su reunión con el presidente de Grecia, Prokopis Pavlopoulos.- REUTERS

ATENAS.- El presidente del partido conservador griego Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, ha afirmado este viernes que tratará de formar Gobierno tras la dimisión del primer ministro, Alexis Tsipras, para evitar la convocatoria de elecciones anticipadas.

"Pediré una cita con la presidenta del Parlamento para examinar, junto con los demás partidos, la posibilidad de formar Gobierno sin concurrir a elecciones", dijo Meimarakis en una breve entrevista con el presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, en el palacio presidencial.



Tras recibir hoy el mandato de constituir Ejecutivo a través de un correo electrónico, como establece la Constitución en estos casos, Meimarakis se reunió con Pavlópulos para obtener el mandato de forma oficial.

"Vivimos una situación política sin precedente y creo que, aunque los líderes políticos representan la totalidad de los diputados de su partido, cada diputado debe tener derecho a pronunciarse", declaró Meimarakis a su salida del palacio presidencial.

Intentará la formación de
un Gobierno con un primer ministro de Syriza

El líder de Nueva Democracia añadió que intentará la formación de un Gobierno que tenga un primer ministro procedente de Syriza, "otro que no sea Tsipras, pues él no quiere", que contará con el apoyo de otros partidos.

Precisó que propone como nuevo primer ministro a Yanis Dragasakis, el hasta ahora viceprimer ministro, porque "conoce los temas económicos y tiene una cierta capacidad de colaborar". "Si Tsipras no se fía de él, que proponga otro primer ministro", recalcó Meimarakis.

El líder conservador expresó su desacuerdo con la convocatoria de elecciones y destacó que son "el último recurso y no ayudan al país".

Además aludió a que la dimisión del Gobierno de Tsipras y la convocatoria de comicios "quizás satisfaga a intereses precisos", sin dar más detalles.

Tres días para conseguirlo

El líder de Nueva Democracia tiene a su disposición un plazo de tres días para emprender consultas con otros partidos y formar un Gobierno que pueda recibir el voto de confianza del Parlamento.

Preguntado si agotará este plazo, Meimarakis contestó que "dependerá de los resultados de las reuniones" con los demás líderes políticos.

Si al vencimiento de este plazo no ha conseguido la formación de un Gobierno, Pavlópulos entregará el mismo mandato a Panayotis Lafazanis, el líder de Unidad Popular, el nuevo grupo parlamentario nacido hoy de la escisión de Syriza que cuenta, según el Palamento, con 25 diputados, se ha convertido en la tercera fuerza política del país, superando a los 17 del partido neonazi griego Amanecer Dorado.

La presidenta del Parlamento se opone al procedimiento

La presidenta del Parlamento, Zoe Konstantopoulou, se ha opuesto al procedimiento seguido por el presidente del Grecia, Prokopis Pavlopoulos, al que acusa de sufrir una "fiebre inconstitucional" al darle a los conservadores el mandato de formar nuevo Gobierno.

Un comunicado de la oficina de Konstantopoulou afirma que Pavlopoulos ha eludido claramente su responsabilidad constitucional de verificar la posición de cada grupo parlamentario antes de asignar mandatos.

La declaración es el último giro que complica el escenario político de Grecia, aunque no se espera que la presidenta del parlamento pueda frenar el proceso emprendido por el presidente heleno.