Público
Público

El Constitucional tendrá la última palabra sobre el caso 'Ruby'

El Parlamento italiano aprueba presentar el conflicto de atribuciones para quitarle la competencia a la Fiscalía de Milán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por 12 votos de diferencia, el Parlamento italiano ha aprobado presentar el conflicto de atribuciones al Tribunal Constitucional para intentar arrebatar a la Fiscalía de Milán la competencia sobre el caso Ruby, en el que el primer ministro, Silvio Berlusconi, está imputado por abuso de poder y prostitución de menores.

Triunfa así la propuesta del Gobierno, cuya tesis oficial sobre el caso es que la noche del 27 de mayo de 2010, Berlusconi llamó a una comisaría de Milán para liberar a la joven marroquí, entonces menor de edad, y evitar un conflicto internacional con Egipto ya que se trataba de la nieta del expresidente Hosni Mubarak.

Bajo esta premisa, Il Cavaliere aquel día ejerció un papel institucional, con lo que la decisión de decir si existió un delito o no, le correspondería al Tribunal de Ministros, tal y como establece la Constitución italiana.

Conviene aclarar que el Tribunal de Ministros está fuera de toda sospecha y es una corte formada por tres jueces elegidos al azar en Milán. Pero lo que le interesa al Gobierno no es quién juzga a Il Cavaliere, sino que en el caso de que el Constitucional les dé la razón, las 25.000 páginas de actas que han presentado los fiscales como pruebas contra Berlusconi se anularían.

De esa manera, el Gobierno pretende borrar del mapa la tesis de la Fiscalía milanesa, es decir, que Silvio Berlusconi no forzó la liberación de Ruby por motivos diplomáticos sino que abusó de su poder para ocultar que mantuvo relaciones sexuales con la joven cuando era menor de edad y a cambio de dinero.

El Gobierno cuenta con la mayoría suficiente en el Parlamento para aprobar la mociónUna situación muy particular porque no se recuerda un antecedente parecido y porque supone someter a los máximos poderes del Estado a un encontronazo institucional.

Independientemente del voto hoy en el Parlamento, el juicio seguirá adelante, pudiendo darse incluso el caso de que haya una sentencia contra Berlusconi en el Tribunal de Milán y el Constitucional no se haya pronunciado todavía.

La primera vista por el caso Ruby comienza mañana en Milán, aunque no contará con los principales protagonistas. Los abogados de Berlusconi dejaron claro ayer que no se iba a presentar (precisamente para reforzar la votación parlamentaria de hoy y deslegitimar a los fiscales), mientras que tampoco estará en la sala la propia Ruby, que es parte lesa para la Fiscalía y además testigo para la defensa de Il Cavaliere. 

Pero las maniobras jurídicas de Berlusconi en el Parlamento no se acaban con el conflicto de atribuciones.

Estaba previsto que hoy prosiguieran las discusiones para la aprobación de la Prescripción breve, un decreto ley que prevé la reducción de los tiempos de prescripción para las personas que estén enfrentándose a un proceso judicial y que no hayan sido condenadas nunca.

Según los medios italianos, la votación se podría retrasar hasta el próximo jueves. Una vez aprobado en la Cámara, Berlusconi conseguirá eliminar de un plumazo el juicio por el caso Mills, en el que está imputado por haber sobornado al abogado británico David Mills para testificar a su favor en dos juicios. 

La oposición y varias organizaciones civiles han convocado una jornada de manifestaciones en Roma y en algunas ciudades italianas. DEsde este mediodía Justicia y Libertad ha montado un puesto fijo en la puerta del Parlamento y ha dado por comenzado el 'Día de la democracia'.

A las 18.00 horas, el Partido Demorcrático ha convocado a sus seguidores a una manifestación frente al Panteón. Y por la tarde, a las 20.00 horas, empieza la 'Noche blanca por la democracia', una concentración que contará con representantes políticos y actuaciones de personajes del mundo de la cultura.