Público
Público

Los cónsules de la UE en Jerusalén denuncian la anexión ilegal israelí

El informe de los diplomáticos europeos sobre 2012 subraya que Israel ha multiplicado la "expansión colonial" de sus asentamientos con una estrategia de imponer cambios sustanciales sobre el terreno que "en la práctica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El informe correspondiente a Jerusalén durante el año 2012 que han elaborado los jefes de misión diplomática de la Unión Europea acreditados en la ciudad santa presenta una situación muy grave y un panorama todavía peor, en su mayor parte debido a la constante expansión colonial israelí en el sector ocupado desde la guerra de 1967, una ocupación militar que cada año que pasa es más irreversible y que atenta contra la solución de los dos Estados aprobada por las Naciones Unidas.

El informe, al que ha tenido acceso Público, se encuentra ahora mismo en Bruselas, donde lo están analizando expertos y políticos, si bien esto no garantiza que la UE vaya a adoptar medidas significativas para hacer frente a los sangrientos conflictos que se derivan de la ocupación, como ha ocurrido con los informes anuales precedentes.

Israel está construyendo también en los alrededores de Jerusalén

Los jefes de misión europeos han actualizado este año el informe correspondiente al año anterior llamando la atención sobre la desaforada actividad constructora de Israel, no solamente en Jerusalén, es decir en los límites que ha establecido unilateralmente el Gobierno israelí, sino también en los alrededores de la ciudad, donde la fisonomía está cambiando a diario mientras Bruselas permanece con los brazos cruzados.

Países como Alemania, Reino Unido y Holanda frenan cualquier decisión política en Bruselas, donde se ha llegado a una situación en la que Berlín por sí solo es capaz de sacar del orden del día cualquier tema relacionado con Israel, lo que inhabilita a los demás miembros de la UE a suscitar la gravísima situación que padece el pueblo palestino.

El informe de 2012 destaca ante todo que la paz entre israelíes y palestinos 'no será posible' si no se resuelve satisfactoriamente la ocupación de Jerusalén, dado que si Israel sigue expandiendo su presencia en la zona ocupada con la evidente intención de que Jerusalén pueda ser en el futuro la capital de dos estados, con lo que será inviable la paz.

'Israel está perpetuando activamente la anexión ilegal de Jerusalén Este socavando sistemáticamente la presencia palestina a través de planes zonales restrictivos, demoliciones y expulsiones, acceso discriminatorio a lugares sagrados, una política de educación desigual, el difícil acceso a la sanidad, una provisión de recursos inadecuada, el cierre continuado de instituciones palestinas y un sistema de permisos de residencia restrictivo', indican los jefes de misión de la UE.

La expansión israelí es 'sistemática, deliberada y provocadora', denuncian los diplomáticos Los cónsules destacan que la voracidad constructora de Israel para beneficio de sus colonos constituye el principal problema. 'La construcción de asentamientos sigue siendo la principal amenaza para la solución de los dos Estados. Es sistemática, deliberada y provocadora', señalan los diplomáticos como balance de un año, el pasado, en el que se han aprobado millares de viviendas nuevas tanto en Jerusalén como en sus alrededores sin que la comunidad internacional haya hecho nada para evitarlo.

'Lo que entraña más gravedad es sin duda la expansión colonial', explica a Público Hagit Ofran, de Paz Ahora, una organización no gubernamental que sigue de cerca las actividades de Israel en las zonas ocupadas, y particularmente en Jerusalén. 'Los nuevos planes para las zonas de Guivat Hamatos (al sur de Jerusalén) y E-1 (al este de la ciudad), representan cambios sustanciales sobre el terreno que en la práctica imposibilitan la paz'.

'Ciertamente estamos hablando de un informe que no significa el seguimiento de una política pero que es una herramienta útil para suscitar la atención de la comunidad internacional. El cambio está exclusivamente en manos del Gobierno de Israel', explica Ofran, aunque esto es algo que tan sólo ocurrirá si antes se produce una fuerte presión de Occidente.

Recomiendan no comprar productos de colonias ni contribuir a su negocio turístico en el Jerusalén árabe Los jefes de misión de la UE han confeccionado, al final del informe, una lista que comprende 31 recomendaciones a los países europeos. Nueve de ellas tienen que ver con los asentamientos que proliferan por todas partes. Así, se recomienda una 'decidida respuesta de la UE que evite la construcción en la zona E-1' que pretende unir Jerusalén con la colonia de Maale Adumim.

Los diplomáticos también recomiendan que se aplique estrictamente la normativa que tiene que ver con los productos que se fabrican en los asentamientos y que no deberían beneficiarse de los acuerdos bilaterales puesto que la comunidad internacional no los reconoce como parte del Estado judío.

También se pide que se informe a los operadores turísticos europeos de que no deben contribuir al negocio de las colonias judías o de los centros turísticos y hoteles que se ubican en el sector ocupado (oriental) de Jerusalén.