Público
Público

"Sin querer, contribuimos al expolio"

Javier García Lachica presidente el Observatorio de Recursos Naturales del Sáhara Occidental (WSRW). 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Javier García Lachica preside el Observatorio de Recursos Naturales del Sáhara Occidental (WSRW), una organización que denuncia la actividad de las empresas que explotan éstos 'de forma ilegal'.

1-¿Qué empresas españolas explotan estos recursos?

Jealsa-Rianxeira, más conocida por las conservas Rianxeira y Escuris. Jealsa tiene una fábrica en El Aaiún [la capital del Sáhara]. Allí se ha asociado con un empresario marroquí y ha creado una empresa llamada Damsa, que produce una media de 33 millones de latas de sardinas al año. Jealsa tiene un acuerdo con la española Mercadona para suministrar la marca blanca Hacendado. Otras empresas son la naviera Ership, Granintra, Isofotón, Gildo, Merupur, Congelados Troulo y Kingpesca. También hay empresas pequeñas canarias y andaluzas que compran el pescado en alta mar o en lonjas, lo meten en camiones frigoríficos y lo envasan en España. De ahí que sea más difícil su seguimiento.

2- ¿Quién consiente esta explotación que ustedes definen como 'ilegal'?

Las resoluciones de Naciones Unidas indican la responsabilidad de los gobiernos en exigir a sus empresas que cumplan con la legalidad internacional. A través de un acuerdo de la UE que está respaldado por el Gobierno español, hay barcos españoles que faenan de forma ilegal. La UE le está pagando a Marruecos con el dinero de todos los europeos. Aunque no lo queramos estamos contribuyendo a este expolio.

3- ¿WSRW confía en la ONU?

Personalmente, tengo muy poca confianza, pero son los mecanismos que tenemos. Cada vez que lees una resolución nueva, todo hace pensar que su contenido traduce la voluntad de la ONU, pero la realidad es que cuando pretendes hacer algo serio, entramos en el juego del Consejo de Seguridad y los intereses de otros países, sobre todo de Francia. Ahí topamos con la pared.

4- ¿Qué pide WSRW a Naciones Unidas?

Reclamamos que ponga en marcha los mecanismos para controlar que esa explotación de los recursos naturales se haga de forma adecuada, con forme a los intereses y deseos del pueblo saharaui, como establece la legalidad. Ninguna de estas dos premisas se está cumpliendo.

5- ¿Qué puede hacer el ciudadano de a pie?

Cuando uno ya sabe que la sardina de Hacendado proviene del Sáhara, no comprarla o no adquirir conservas de Rianxeira y Escuris. También escribir cartas a la comisaría de pesca de la UE y, por supuesto, denunciar la actitud al respecto de nuestros políticos.