Público
Público

Corea del Norte lanza tres misiles de corto alcance

El lanzamiento ha sido confirmado por el gobierno Surcoreano y por el japonés. Los misiles han caído al mar sin producir daños.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Corea del Norte ha lanzado tres misiles guiados de corto alcance desde la costa este del país, según ha informado el Ministerio de Defensa surcoreano. Los proyectiles han caído en el Mar de Japón sin causar daños.

El Gobierno de Corea del Sur detectó dos lanzamientos por la mañana y un tercero ya por la tarde, según informa la agencia de noticias Yonhap. Los misiles fueron disparados en dirección noreste y, por tanto, lejos de la frontera entre las dos Coreas. En ese sentido, el Gobierno de Japón, que también detectó los tres lanzamientos, explicó que ninguno de ellos alcanzó sus aguas territoriales.

Un portavoz oficial consultado por Yonhap ha aclarado que hará falta un análisis 'más detallado' para establecer las circunstancias exactas de estos lanzamientos, aunque ha informado de que podrían tratarse de misiles antibuque o de proyectiles KN-02 tierra-tierra, con un radio de alcance de 'unos 120 kilómetros'.

Una portavoz de la Presidencia surcoreana, Kim Haing, ha confirmado que la mandataria, Cheong Wa Dae, recibe 'toda la información' de la que dispone el Ministerio de Defensa. No obstante, no considera este incidente una serie amenaza para la seguridad nacional.

Un responsable de la oficina del portavoz del ministerio de Defensa de Corea del Sur dijo a la agencia Reuters que no iba a especular sobre si los misiles se lanzaron como parte de un ensayo o como ejercicios de entrenamiento.

'En caso de cualquier provocación, el ministerio seguirá vigilando la situación y se mantiene alerta', dijo. Por eso, Seúl mantiene el nivel de alerta ante posibles agresiones, especialmente desde la escalada de tensiones que se vivió en la zona a raíz de la prueba nuclear norcoreana de febrero.

Pyongyang movió en abril varios misiles a su costa este y amenazó con atacar objetivos de Estados Unidos y sus aliados en la región. Además, declaró el 'estado de guerra' a Corea del Sur, aunque ambos países continúan técnicamente en guerra desde el conflicto registrado entre 1959 y 1953 y que se cerró con un armisticio en lugar de con un tratado de paz.

En plena escalada de tensión, el ejército norcoreano desplegó en su costa oriental dos misiles Musudan (también llamados Rodong-B) de alcance intermedio y varios proyectiles de alcance medio y corto, lo que desató el temor a que Pyongyang realizara lanzamientos de prueba en un momento tan delicado.

Se cree que los Musudan tienen un alcance de hasta 4.000 kilómetros, lo que en teoría permitiría alcanzar bases estadounidenses en Guam, y que otros proyectiles de alcance medio, como los Rodong-1, podrían recorrer hasta 1.500 kilómetros, lo que incluye buena parte de Corea del Sur y algunas zonas de Japón.

En cualquier caso, el Gobierno surcoreano aseguró que ninguno de estos dos modelos fue disparado este sábado de acuerdo con la trayectoria y la distancia recorrida por los tres misiles que lanzó el ejército norcoreano.

Un estudio publicado justamente esta semana por el Instituto Coreano para el Análisis en Materia de Defensa (KIDA), un think-tank financiado por Seúl, elevó hasta 200 el número estimado de plataformas móviles para el lanzamiento de misiles (TEL, del inglés 'Transport Erector Launcher') en poder de Pyongyang.

Anteriores datos del ejército surcoreano estimaban que Corea del Norte poseía algo menos de un centenar de estas plataformas, por lo que el régimen podría haber dedicado importantes fondos para su construcción en estos últimos meses.

De cualquier manera, los ensayos realizados hoy por Pyongyang no incumplen en principio disposición internacional alguna al tratarse de misiles de corto alcance.

Varias resoluciones de la ONU, aprobadas después de que Pyongyang realizara pruebas nucleares subterráneas y de misiles balísticos, prohíben al régimen lanzar proyectiles con mayor alcance y carga útil, al considerar que se encuentran dentro de un programa para el desarrollo de armas nucleares intercontinentales.