Publicado:  21.11.2010 22:00 | Actualizado:  21.11.2010 22:00

Corea del Norte muestra a Obama su poderío nuclear

Un científico de EEUU visita una nueva y sofisticada planta para enriquecer uranio. Pyongyang dice tener 2.000 centrifugadoras

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Corea del Norte ha construido en poco más de un año una moderna planta de enriquecimiento de uranio, según pudo observar el científico estadounidense Siegfred Hecker, a quien el régimen de Pyongyang mostró la instalación días atrás, informó este domingo el diario The New York Times.

El descubrimiento de la nueva planta, situada en el complejo atómico de Yong-byon, cerca de la capital, plantea nuevos interrogantes y levanta otro obstáculo en las negociaciones entre EEUU y Corea del Norte para eliminar su programa nuclear.

Siegfred Hecker reconoce que se quedó "atónito" al ver las instalaciones

Los interrogantes los plantea el propio Hecker en el informe que divulgó tras informar a la Casa Blanca de la existencia de la nueva planta: ¿persigue Corea del Norte sólo el abastecimiento eléctrico nuclear? ¿Está abandonando la pro-ducción de plutonio? ¿Cómo ha conseguido tecnología tan sofisticada? ¿Por qué revela ahora la existencia de la planta, construida tras la expulsión de los inspectores internacionales en abril de 2009?

La primera pregunta surge porque Corea del Norte reclama desde hace tiempo su derecho al uso de la energía nuclear con fines pacíficos. Ese argumento se apoya en que la planta de Yongbyon es una instalación de agua ligera, normalmente usada para enriquecer el combustible de las centrales nucleares civiles frente a las plantas de agua pesada, más habituales para enriquecer el uranio que se usa en las bombas atómicas. No obstante, según los científicos, una vez conocido el proceso de enriquecimiento, es fácil usar el agua ligera con segundas intenciones.

La siguiente pregunta está relacionada con los dos procesos existentes para obtener armas nucleares. El primero es fabricarlas con plutonio, que se consigue tras haber usado uranio en una central nuclear. Este ha sido el método que Corea del Norte ha utilizado desde 1950 y con el que se cree que ha logrado armar entre ocho y 12 cabezas nucleares. El otro procedimiento es el enriquecimiento del uranio a través de centrifugadoras, como las existentes en la planta de Yongbyon, que es también el método que desarrolla Irán.

El ex director del Laboratorio Nuclear de Los Álamos vio cientos de máquinas

Sobre cómo ha conseguido Corea de Norte la tecnología para construir la nueva planta tampoco hay respuestas claras, aunque The New York Times sugiere que ha tenido ayuda extranjera, en violación de las sanciones internacionales impuestas por la ONU.

Lo que sí es cierto es que Hecker, ex director del Laboratorio Nuclear de Los Álamos, en California, se mostró "atónito" al ver la sofisticación de las nuevas instalaciones de Yong-byon: "En lugar de encontrar varias cascadas de centrifugadoras, que era lo que creía que existía en Corea del Norte, vimos una planta con centenares de centrifugadoras controladas por un centro de operaciones ultramoderno".

El régimen norcoreano le dijo que tiene instaladas 2.000 centrifugadoras y que todas están en funcionamiento y produciendo uranio enriquecido en bajo porcentaje. No obstante, a Hecker no se le dejó tomar fotografías y no pudo comprobar la veracidad de ello. Incluso opinó que "hay razones para dudar de si es cierto o no" que hayan conseguido poner en marcha el proceso y de que el régimen sea capaz de acabar el proyecto.

Finalmente, la última de las preguntas (¿por qué Corea del Norte revela ahora la existencia de la planta?) es la más política y, de momento, la más relacionada también con los problemas que tiene que afrontar el presidente Barack Obama. En clave interna norcoreana, los medios de comunicación estadounidenses lo ven como una forma de reforzar la transición que el líder del régimen Kim Jong-il está llevando a cabo, tras anunciar que dejará el poder a su hijo menor, Kim Jong-un.

Pero también se ve como una forma de presión para negociar con Estados Unidos. Desde hace años, Washington y Pyongang negocian el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano sobre la base de una ayuda económica al país, pero esas conversaciones están estancadas desde la expulsión de los inspectores. De momento, tras conocer la noticia de la existencia de la planta, el Departamento de Estado ha mandado a su enviado especial para Corea del Norte, Stephen Bosworth,en una gira por Corea del Sur, Japón y China.

Las opciones, sin embargo, son pocas. Cualquier acción militar está completamente descartada, según The New York Times. Intentar reforzar las sanciones de la ONU no es improbable, pero tampoco parece la opción más efectiva, ya que Corea del Norte ha logrado burlarlas. Y en cuanto a continuar la negociación sobre la base de una ayuda económica, funcionarios norteamericanos aseguraron que no hay intención de reabrirla a menos que el país asiático "demuestre un propósito serio y una acción constructiva" de cumplir las anteriores promesas para deshacerse de sus instalaciones nucleares.

Ante ese escaso margen de maniobra, la opción cada vez más probable es el reconocimiento y la aceptación de que Corea del Norte es otro Estado más armado con bombas nucleares.

PUBLICIDAD

Comentarios