Publicado:  28.03.2013 23:35 | Actualizado:  28.03.2013 23:35

Corea del Norte prepara sus misiles para atacar las bases militares de Estados Unidos en el Pacífico

El líder norcoreano, Kim Jong-un, asegura que ha llegado la hora de "ajustar cuentas con los imperialistas" después de la demostración de fuerza del Ejércit

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha ordenado a su artillería que se prepare para disparar contra bases de EEUU en Corea del Sur y en el Pacífico tras la demostración de fuerza realizada por el Ejército estadounidense con el vuelo de dos bombarderos invisibles en territorio surcoreano, según informa el órgano portavoz del régimen norcoreano, la agencia oficial KCNA.

Tras una reunión inmediata con su Estado Mayor, Kim Jong Un "ha decidido que es hora de ajustar cuentas con los imperialistas de Estados Unidos dada la situación actual", según la nota.

Así, el líder norcoreano "ha firmado finalmente el plan para iniciar los preparativos técnicos de los cohetes estratégicos, a los que ha ordenado que estén listos para disparar, con el objetivo de que puedan atacar en cualquier momento tanto a Estados Unidos como a sus bases y escenarios operativos en el Pacífico, entre ellos Hawaii y Guam, así como Corea del Sur".

La reacción de Corea del Norte tiene lugar después de que el Ejército de EEUU anunciara, de forma inusual dado el secretismo de estas misiones, que dos bombarderos invisibles B-2 habían sobrevolado territorio surcoreano tras despegar desde Estados Unidos, en lo que parece una demostración ante Pyongyang sobre su alcance y capacidad bélica. Ambos bombarderos tienen capacidad para transportar armas nucleares.

"La misión de dos bombarderos B-2 Spirit asignados al Ala de Bombardeo 509 (...) demuestra la capacidad de Estados Unidos para realizar ataques de precisión de largo alcance rápidamente y a voluntad", señala la misión militar estadounidense en Corea del Sur en un comunicado. Los bombarderos han sobrevolado la península tras un recorrido de unos 10.500 kilómetros desde su base en Missouri.

El pasado martes Corea del Norte anunció que sus fuerzas armadas adoptaban posiciones de combate en respuesta a las maniobras militares "hostiles" que están llevando a cabo Estados Unidos y Corea del Sur. Washington y Seúl defienden que estos ejercicios son meramente defensivos. Además, Pyongyang ha cancelado el acuerdo de armisticio suscrito con Estados Unidos que puso fin a la Guerra de Corea (1950-53) y ha cortado el teléfono rojo que comunicaba a los ejércitos de ambos lados de la frontera.

PUBLICIDAD

Comentarios