Público
Público

Corea del Norte prepara la sucesión del "querido líder"

La cúpula del Partido Comunista se reunirá el día 28 por primera vez desde 1966

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La incertidumbre sobre la sucesión en Corea del Norte podría resolverse el próximo martes 28 de septiembre, cuando el Partido de los Trabajadores celebre una reunión extraordinaria para renovar a su cúpula de dirigentes. Según los expertos y agencias surcoreanas, ese puede ser el día en el que el actual 'querido líder' Kim Jong-il muestre su intención de ceder el poder a su hijo menor, Kim Jong-un.

La fecha fue confirmada ayer por la agencia norcoreana KCNA y el encuentro político será el más importante desde 1980, cuando Kim Jong-il fue nombrado el sucesor de su padre, Kim Il-sung, el fundador de Corea del Norte que le dejó el puesto en 1994. Con 68 años y después de haber sufrido un derrame cerebral en el verano de 2008, Kim Jong-il podría no tener más tiempo para preparar a su hijo para su futuro como líder de los 24 millones de norcoreanos. Pero es la primera cumbre de alto nivel del Partido de los Trabajadores desde 1966.

Aunque cuando se habla de Corea del Norte casi todo son especulaciones, el menor de los Kim, de 27 años, es el único candidato previsible. Su hermano mayor, Kim Jong-nam, perdió el favor del líder en 2001, cuando provocó un escándalo al intentar entrar en Japón con un pasaporte falso para visitar Disneylandia.

El segundo hijo, Kim Jong-chul, de 29 años, tampoco entra en las quinielas de la sucesión, ya que su padre le considera demasiado afeminado para dirigir. En este régimen comunista hereditario, las apuestas apuntan al pequeño Kim para asegurar la estabilidad política.

Según fuentes surcoreanas, ya se han preparado retratos de Kim Jong-un para colocar en las calles y canciones sobre él para que sean enseñadas en las escuelas. Otros expertos han apuntado que la sucesión será más complicada debido a la oposición de otros altos cargos del país y militares del ejército, que ven con malos ojos el traspaso de poder de padre a hijo y la falta de experiencia de Kim Jong-un. Probablemente haya que esperar varios años hasta que tome las riendas del poder.

Durante la reunión extraordinaria del próximo martes en Pyongyang no se sabe cuántos días durará, se renovarán también parte de los 140 miembros del Comité Central, lo que, unido a la sucesión de Kim Jong-il, podría provocar algún cambio en uno de los regímenes más cerrados del mundo.

De suceder a su padre, el menor de los Kim se encontraría con un país hundido económicamente y enfrentado con Corea del Sur, Japón y EEUU. No se sabe casi nada de él, excepto que estudió en Suiza. Su posible nombramiento despertó cierto optimismo entre algunos expertos, que creen que Kim Jong-un podría promover una liberalización como en China.