Público
Público

Corea del Norte continúa con su desafío a Estados Unidos y lanza un nuevo misil

El proyectil explotó a los pocos segundos del lanzamiento, convirtiéndose en la segunda prueba fallida en solo un mes.

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 6
Comentarios:

Fotografía de archivo sin fechar proporcionada por la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA, que muestra un misil balístico estratégico tierra a tierra Hwasong-10, también llamado Musudan./ EFE

Corea del Norte realizó hoy un nuevo ensayo de un misil balístico que explotó minutos después del lanzamiento y que supuso un nuevo desafío de Pyongyang en plena etapa de tensión entre le régimen de Kim Jong-un y EEUU.

El lanzamiento fallido se produjo a primera hora de la mañana desde base aérea de Pukchang, al norte de la capital norcoreana, según confirmaron fuentes militares surcoreanas y estadounidenses.

Seúl señaló que el proyectil voló a una altitud máxima de 71 kilómetros, mientras que fuentes militares estadounidense aseguraron que pudo tratarse de un misil de medio alcance que fue lanzado en dirección al Mar de Japón pero que no consiguió salir de territorio norcoreano.

Se trata del tercer ensayo de misiles de Corea del Norte en solo este mes de abril y muestra la determinación de Pyongyang en avanzar en su programa armamentístico, mientras Washington aumenta la presión diplomática y militar sobre el aislado régimen de Kim Jong-un.

El presidente de EEUU, Donald Trump, que fue informado de manera inmediata sobre el lanzamiento, utilizó su cuenta de Twitter para criticar la nueva provocación de Corea del Norte y volvió a involucrar a China en el cada vez más enquistado conflicto.

"Corea del Norte no respetó los deseos de China ni de su muy respetado presidente (Xi Jinping) cuando lanzó hoy, aunque sin éxito, un misil. ¡Mal!", dijo Trump en un mensaje.

El presidente estadounidense desde su llegada a la Casa Blanca ha presionado a Pekín, histórico aliado de los Kim, para que se implique y utilice su influencia con el fin de conseguir que Corea del Norte abandone el desarrollo de su programa de armas nucleares y de misiles.

El nuevo ensayo norcoreano de hoy llegó horas después de que el Consejo de Seguridad de la ONU celebrara en Nueva York una sesión especial de ministros para analizar las amenazas que representa el programa nuclear norcoreano.

En esa reunión, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, dijo que Corea del Norte representa "el asunto de seguridad más acuciante del mundo" y defendió que la comunidad internacional necesita actuar de manera urgente y hacerlo de forma más contundente que hasta ahora.

En este sentido, insistió en aumentar las presión sobre el régimen de Pyongyang para forzar al país a que abandone su programa nuclear y volvió a lanzar el mensaje de que la "paciencia estratégica se ha acabado".

En respuesta a sus continuos lanzamientos de misiles y ante la posibilidad de que lleve a acabo una nueva prueba nuclear, el Gobierno de Donald Trump ha endureciendo en las últimas semanas su mensaje contra Pyongyang y ha llegado incluso a hablar de la posibilidad de utilizar la fuerza y provocar un conflicto armado.

El ensayo de hoy llegó solo dos semanas después de que Corea del Norte realizara el 16 de abril otra prueba fallecida de un misil coincidiendo con las celebraciones del 105 aniversario del nacimiento del fundador del país Kim Il-sung y la visita a Seúl del vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

El lanzamiento se produjo un día después de que Corea del Norte, celebrara un impresionante desfile militar en el que mostró su arsenal de misiles y lo que parecía ser un nuevo proyectil balístico intercontinental.

Precisamente los continuos ensayos de misiles de Pyongyang llevaron en las últimas semanas a Washington a enviar a la península coreana su portaaviones de propulsión nuclear USS Carl Vinson y su flota de ataque para realizar maniobras conjuntas con Seúl, lo que ha disparado la tensión al máximo.

Desde que Kim Jong-un llegara al poder a finales de 2011, el régimen norcoreano ha llevado a cabo entre 50 y 75 ensayos de misiles, la mayoría de los cueles han resultado un éxito, con el fin de mejorar su tecnología armamentística.

Corea del Norte ha advertido de que está ultimando el desarrollo de un misil balístico intercontinental (ICBM) con capacidad de alcanzar Estados Unidos, aunque los expertos se muestran escépticos con que su capacidades estén tan avanzadas.