Público
Público

Las dos Coreas tensan cada vez más la cuerda

Pyongyang asegura que Corea del Sur está "llevando la situación al borde de la guerra" tras suspender Seúl la ayuda humanitaria a Corea del Norte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un día después del ataque norcoreano a la isla de Yeonpyeong, que se ha cobrado la vida de dos soldados y dos civiles de Corea del Sur, los dos países comienzan a realizar sus movimientos estratégicos. 

El primero ha sido el Ejecutivo de Seúl, que ha anunciado la suspensión de la ayuda humanitaria a Corea del Norte como represalia por el ataque. Desde Pyongyang rechazan este gesto y aseguran que Corea del Sur está empeorando las relaciones en la península, 'llevando la situación al borde de la guerra'. El Gobierno norcoreano afirma que ya no le preocupa el intercambio humanitario con Seúl. 

Corea del Sur también ha asegurado que va a reforzar su capacidad militar y que responderá duramente a las futuras provocaciones de su vecino. El ministro de Defensa surcoreano, Kim Tae-young, indicó que se aumentará el número de piezas de artillería en la isla Yeonpyeong, así como el alcance y calibre de los obuses. El titular de Defensa consideró que Corea del Norte llevó a cabo una maniobra deliberada para apuntalar el liderazgo de Kim Jong-un, hijo menor del dictador norcoreano, Kim Jong-il, aupado como probable sucesor a finales de septiembre pasado.

Seúl reforzará su capacidad militar tras el ataque

La Cruz Roja norcoreana ha acusado a Corea del Sur de 'arruinar' los futuros encuentros entre las familias separadas desde hace más de medio siglo por la Guerra de Corea.

El Gobierno de Seúl anunció la suspensión de las negociaciones sobre reencuentros familiares previstas para este jueves en territorio surcoreano. El Norte había exigido al Sur, en las anteriores conversaciones sobre esta materia, la entrega de 500.000 toneladas de arroz y 300.000 toneladas de fertilizantes en contrapartida por un acuerdo para permitir las reuniones regulares entre familiares.

Estos hechos se producen después de que se diera a conocer un pacto entre Corea del Sur y Estados Unidos para que ambos países realicen maniobras militares en el Mar Amarillo durante cuatro días. Los ejercicios, que comenzarán el próximo domingo día 28, serán la respuesta efectiva al ataque norcoreano, pese a que ya estaban planeados antes de la crisis. 

EEUU y Corea del Sur piden a China que ayude a limar las tensiones

Seúl ha señalado que esas maniobras, que contarán también con al menos cuatro buques de guerra de EEUU, tienen carácter 'disuasorio' y 'defensivo' para dejar claro que cualquier provocación de Pyongyang tendrá una respuesta contundente.

No es la primera vez que ambos aliados organizan ejercicios militares similares, ya que en julio también lo hicieron, provocando una respuesta verbal beligerante de Corea del Norte.

China, que no ha condenado el ataque de Corea del Norte, del que es su principal aliado, ya ha criticado en ocasiones anteriores ese tipo de maniobras cercanas a su costa, por considerar que no ayudan a la paz y a la estabilidad en el Este de Asia. Junto a Japón, Estados Unidos y Corea del Sur han pedido al gobierno chino que muestre liderazgo para rebajar las tensiones, mientras los tres socios abogan por un frente unido de la comunidad internacional, sin haber anunciado aún posibles medidas en la ONU.

DISPLAY CONNECTORS, SL.