Público
Público

Correa cierra la campaña llamando a votar por la "Revolución Ciudadana"

El actual presidente ecuatoriano sostiene que, tras las elecciones de este domingo, abandonará la vida política porque cree necesario "descorreizar" el país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El voto no es para hombres, sino para un proyecto político llamado Revolución Ciudadana, que ya es legendario'. Con estas palabras, el actual presidente de Ecuador, Rafael Correa, cerraba este jueves la campaña electoral de las elecciones que se celebran el próximo domingo. En ellas el economista someterá su mandato a las urnas para revalidar su apuesta por la izquierda y espera volver a obtener la victoria en la primera vuelta contra la 'partidocracia' de la derecha.

En el Centro Histórico de Cuenca (Quito), Correa pidió al pueblo ecuatoriano un apoyo 'contundente' a la lista electoral de Alianza PAÍS para asegurarse este triunfo. '¡Venceremos! y no con menos del 65%', dijo en un multitudinario mitin. Además, en los últimos días, ha sostenido que, tras este proceso electoral, abandonará la vida política porque cree necesario 'descorreizar' Ecuador.

Además, el líder que llegó al poder aupado por los movimientos sociales e indígenas de Ecuador, apostando además por la alianza con el resto de países bolivarianos que conforman el ALBA, ha recordado que 'no hay una oposición democrática', pues con el intento de golpe de Estado del 30 de septiembre de 2010 'no tomaron el poder porque no pudieron'. 'Prohibido olvidar a esos de las marchas de los crespones negros, los responsables del feriado bancario. Ya no más de esos irresponsables, populistas, tirapiedras, demagogos y quienes compran los votos', ha indicado.

Correa asegura que tras el intento de golpe de Estado de 2010 'no hay oposición democrática'

En su último acto electoral, ha estado acompañado por una marea verde -el color de su candidatura presidencial-, que horas antes de que comenzara el mitin ya copaba el Centro Histórico de Cuenca, a pesar de la intensa lluvia que este jueves ha bañado la capital ecuatoriana. 'Nunca había visto tanto apoyo, tanto entusiasmo, tanta esperanza', ha confesado. 'Aquí está la mejor respuesta a tanta manipulación mediática. Decían que ha sido una campaña apática, que ha sido una campaña sin interés, que no ha presentado propuestas. Yo digo: apática para sus candidatos, sin interés para su partidocracia, sin propuestas para ellos'.

Aunque los últimos sondeos sobre intención de voto pronostican también su victoria en primera vuelta, Correa compite con otros siete candidatos presidenciales a los que apenas se ha oído durante la campaña electoral. A gran distancia, se sitúa el candidato del Movimiento Creando Oportunidades (CREO), Guillermo Lasso. El exbanquero ha cerrado su campaña electoral en el Coliseo Voltaire Paladines Polo, en Guayaquil, reiterando su promesa de liberalizar la economía y de investigar los casos de corrupción de administraciones anteriores.

Por detrás se encuentran, ya con escasas posibilidades, el candidato de la Coordinadora Plurinacional de las Izquierdas, Alberto Acosta, que ha centrado su discurso electoral en una reforma fiscal que incluya subida de impuestos para la banca y los ricos y una reducción del IVA.

El aspirante del Partido Renovador Institucional Acción Nacional (PRIAN), Álvaro Noboa, ha puesto el broche final a su campaña electoral en Guayaquil, confiando en pasar a la segunda vuelta junto a Correa. Su carrera presidencial se ha visto empañada por las sanciones impuestas por entregar dádivas a los electores.

El candidato del Partido Sociedad Patriótica (PSP), el ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez, también ha elegido Guayaquil para explicar por última vez sus propuesta de Gobierno, que se centran en mejoras en el empleo público, lucha contra la delincuencia, reducción de impuestos y estabilidad económica.

Los otros aspirantes, muy minoritarios, --Norman Wray, de Ruptura; Mauricio Rodas, de Sociedad Unida Más Acción (SUMA); y Nelson Zavala, de Partido Rodolsista Ecuatoriano (PRE)-, también han elegido Guayaquil, uno de los centros neurálgicos de la actividad gubernamental

Casi la mitad de los sufragios de los ecuatorianos que residen en el extranjero y que el domingo votarán por el Presidente, el Vicepresidente y los miembros de la Asamblea Nacional y del Parlamento Andino, se depositarán en España, según datos divulgados hoy por la Cancillería. El Ministerio informó de que 285.753 ecuatorianos residentes en el exterior se han registrado para votar, de los cuales 136.079 están en España, lo que supone el 47,6% del total.

Para recoger su voto las autoridades ecuatorianas han habilitado 17 recintos electorales, en los que funcionarán 287 juntas receptoras del sufragio en urbes como Madrid y Barcelona, y localidades con gran concentración de emigrantes, principalmente en el sur del país, como Murcia, Alicante y Sevilla.

En Estados Unidos y Canadá votarán 71.854 ecuatorianos, de los cuales 24.107 lo harán en Nueva York y 22.465 en el estado de Nueva Jersey. Mientras, en Sudamérica el mayor bloque de votantes está en Venezuela, con unos 10.000 emigrantes registrados para sufragar, seguido de Chile con 3.361 y Colombia con 2.358.

Para los ecuatoriano mayores de 16 años que viven fuera de su país el voto es optativo y para ejercerlo era necesario que actualizasen su domicilio electoral hasta el 21 de septiembre del año pasado. Además de por Presidente y Vicepresidente, los emigrantes votarán por 15 asambleístas que representan a la circunscripción nacional, así como 2 asambleístas por cada una de tres regiones en el exterior: América Latina y el Caribe, Canadá y Estados Unidos, y Europa, Asia y Oceanía.