Público
Público

El 'Costa Allegra' está siendo remolcado hasta las Seychelles

El crucero, que sufrió un incendio y se halla sin electricidad, llegará mañana a la isla de Desroches

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El crucero Costa Allegra, que a causa de un incendio se encuentra sin electricidad y es remolcado por un pesquero francés, llegará mañana a las 14.00 GMT a la isla de Desroches, situada a 230 kilómetros al sureste de Mahe, la mayor del archipiélago de las Seychelles, ha informado hoy Costa Cruceros.

La compañía naviera explicó que un helicóptero ha salido esta mañana desde la isla de Mahe para llevar al Costa Allegra alimentos e instrumentos de comunicación, como teléfonos por satélite y una radio VHS.

Debido a un incendio registrado ayer en su sala de máquinas, el crucero, con ocho puentes y 399 camarotes, se encuentra sin electricidad y por tanto sin propulsión para seguir navegando.

Hay 15 pasajeros españoles a bordo del Costa AllegraLos 627 pasajeros son constantemente atendidos e informados por el comandante y la tripulación y se les ha recomendado que preparen sus equipajes para desembarcar, aunque Costa Cruceros explicó que no se prevé que se llegue a Desroches antes de mañana.

La naviera añadió que a los pasajeros, entre los que hay quince españoles, dos brasileños, dos portugueses, un uruguayo y ocho estadounidenses 'se les ha servido esta mañana un desayuno frío'.

El Costa Allegra puede llegar a Desroches mañana sobre las 14.00 hora GMTLa Capitanía de Puerto italiana informó de que el Costa Allegra puede llegar a Desroches mañana sobre las 14.00 hora GMT debido a que la velocidad de crucero es muy lenta, de cerca dos nudos. La naviera también informó de que por el momento se ha podido contactar con las familias de 402 pasajeros del total de 627.

También se ha contactado con los allegados de los 413 miembros de la tripulación, a lo que suman nueve miembros de la Marina militar italiana que viajan en el barco por motivos de seguridad.

Costa Cruceros informó anoche de que hoy se estudiará la posibilidad de que otros buques ayuden al crucero a llegar la tierra firme.

Este suceso se produce un mes y medio después del naufragio del Costa Concordia, también propiedad de Costa Cruceros, acaecido frente a las costas de la isla italiana de Giglio y que dejó un balance de 25 muertos y 7 desaparecidos.