Público
Público

Costa Crociere pagará 11.000 euros a cada náufrago del Concordia

El armador dará otros 3.000 por los gastos derivados. Una asociación de consumidores italiana pide, sin embargo, 125.000 euros por pasajero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hoy se cumplen 14 días del naufragio del crucero Costa Concordia frente a la isla italiana de Giglio y el armador, Costa Crociere, ha anunciado una acuerdo con varias asociaciones de consumidores para el pago de las indemnizaciones.

La compensación, según comunicó la empresa en su página web, ascenderá a 11.000 euros por pasajero, a lo que habría que añadir otros 3.000 euros de media en conceptos de devolución del billete y gastos derivados del accidente. 

Costa presume de que el importe 'es superior a los límites de resarcimiento de las convenciones internacionales y las leyes vigentes' (sólo 1.000 euros), garantiza la devolución de las pertenencias de los pasajeros que se encuentran en el crucero -se calcula que retirar la nave del mar tardará al menos cuatro meses- y además les ofrecerá asistencia psicológica.

El acuerdo se cerró anoche con 15 asociaciones afiliadas al Consejo Nacional de los Consumidores y Usuarios y contó con la patronal, Confindustria, como mediadora. 'Es un acuerdo histórico, que pone el punto final a un episodio dramático. Una verdadera class action (acción legal colectiva) resuelta fuera de los tribunales y que da un resarcimiento también por el estrés sufrido y por unas vacaciones completamente estropeadas', explicó en una nota el presidente de la Asociación Para la Defensa y la Orientación de los Consumidores (ADOC), Carlo Pileri.

Sin duda es una operación relámpago para lavar su imagen tras el incidente, pero que tiene como objetivo tratar de frenar otra class action, la iniciada en Italia y EEUU (la propietaria de Costa, Carnival, es estadounidense) por la asociación de consumidores Codacons la semana pasada y que reclamaba el pago de al menos 125.000 euros a cada pasajero del Concordia.

Tras conocer la noticia, el presidente del Codacons, Carlo Rienzi, dijo que esa indemnización es 'una limosna que los pasajeros no deben aceptar bajo ningún concepto. Es absurda la diferenciación entre los que han sufrido daños físicos y los que no: Los daños físicos, de hecho, son también los de tipo psíquico, no solo fracturas o lesiones físicas visibles', dijo.

'Por eso -prosiguió- invitamos a los pasajeros del Concordia a pasar revisiones médicas que certifiquen el estrés psicofísico y los eventuales efectos psicológicos permanentes, que les darían el derecho a percibir una reparación muy superior a los 14.000 euros'.

Rienzi llamó a los afectados a no firmar ningún acuerdo y les pidió adherirse a la acción legal iniciada por ellos.

Esta semana se publicó la declaración que hizo el capitán del Concordia, Francesco Schettino, a la juez Valeria Montesarchio. Schettino aseguró que la naviera le había presionado para realizar la maniobra del 'saludo'a la isla de Giglio -lo que provocó el naufragio- y que los responsables de la empresa lo veían como una operación publicitaria que se repetía en todo el mundo.

El prefecto de Toscana pidió que se investigara a la naviera como responsable del naufragio El prefecto de Toscana, Beniamino Deidda, hizo además unas declaraciones en las que pedía a la Justicia que no tomara a Schettino como el único culpable de la tragedia, en la que por el momento se cuentan 16 fallecidos y una veintena de desaparecidos, y se buscara responsables dentro de la empresa.

La Fiscalía de Grosseto, que lleva el caso, aseguró que interrogaría esta semana a varios cargos de Costa, entre ellos el jefe de la unidad de crisis, Roberto Ferranini, quien estuvo hablando al teléfono con Schettino inmediatamente después del impacto contra los escollos de Giglio, sin embargo ayer, Francesco Verusio, el fiscal jefe, volvió a insistir en que por el momento sólo dos personas están siendo investigadas, el propio Schettino y su primero de a bordo, Ciro Ambrosio.

La naviera, por su parte, sigue negando conocer que sus capitanes lleven a cabo ese tipo de maniobras.