Público
Público

La CPI negocia en Trípoli el proceso contra el hijo de Gadafi

La Corte que dirige Luis Moreno-Ocampo acusa a Saif al Islam de crímenes de guerra.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno-Ocampo, y su ayudante, Fatou Bensouda, llegaron a Trípoli este martes donde se reunirán con las autoridades del Consejo Nacional de Transición (CNT) para evaluar el proceso al que será sometido Saif al Islam, hijo del exdictador Muamar Gadafi, tras haber sido apresado el pasado sábado.

El tribunal de la Haya, emitió el pasado mes de junio una orden de arresto internacional contra Gadafi, el propio Saif y el jefe de los servicios secretos, Abdulá Senusi (también fue detenido hace unos días), acusándolos de crímenes de guerra.

 

 

Tras el asesinato del coronel, Moreno-Ocampo quiere asegurarse de que su hijo y Senusi se sientan en el banquillo de los acusados. La reunión de hoy está dirigida a abrir una negociación con el CNT que quiere juzgarlos en suelo libio como confirmó el ministro de Justicia, Mohamed al Alagui.

'La ley libia aclara la competencia de los jueces libios en el procesamiento de sus ciudadanos', dijo, según recoge EFE. La Haya, en principio, no se opone a ello, pero quiere supervisar el proceso.

'Saif al-Islam Gadafi y Abdulah al Senusi deben enfrentarse a la justicia. Su detención es un paso crucial para llevar ante la justicia a los responsables máximos de los crímenes cometidos en Libia. Hablaré con las autoridades nacionales y buscaré información sobre las actuaciones nacionales propuestas que nos ayude a analizar la admisibiidad de un caso contra Saif Gadafi y Abdulah al Senusi, y conocer sus planes de futuro', dijo Moreno-Ocampo en un comunicado.

La agencia AP ha distribuido un vídeo, supuestamente grabado instantes después de la detención de Saif al Islam en el que se ve al hijo de Gadafi herido en los dedos pero con buen aspecto y que charla consus captores. Según el diario The Guardian, el que estaba llamado a ser el heredero del dictador les advierte de que 'en un par de meses o como máximo un año', las regiones que se pusieron de acuerdo para echar a Gadafi se volverán las unas contra las otras y el país irá a la guerra otra vez.