Publicado: 10.03.2014 16:07 |Actualizado: 10.03.2014 16:07

Crimea invita a los observadores internacionales a que legitimen el referéndum de anexión a Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades de Crimea han invitado a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) a que envíe una misión de observadores para el referéndum de anexión a Rusia previsto para este domingo.

"El referéndum será lo más transparente posible. Los observadores no tendrán ningún problema", aseguró el primer ministro de la república autónoma, Serguéi Axiónov. Sin embargo, la OSCE, que sólo puede aceptar peticiones de países miembros, entre los que están tanto Ucrania como Rusia, ha dejado claro que no considerará solicitudes de "autoridades regionales".

En tanto, Axiónov defendió que "si la consulta popular dice que sí, que Crimea debe formar parte de Rusia, comenzaremos a trabajar las veinticuatro horas del día (...) e intentaremos instalarnos cuanto antes en el campo legislativo de Rusia". El líder crimeo, al que el Gobierno central de Ucrania le niega toda legitimidad, opinó que este proceso de integración "se llevaría cabo, como mucho, en meses".

En medio de los preparativos del referéndum, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, anunció este lunes que Moscú prepara una serie de propuestas a EEUU para llevar la crisis ucrania al "cauce del derecho internacional, tomando en cuenta los intereses de todos los ucranianos sin excepción". El canciller dijo que las fórmulas de arreglo propuestas hasta ahora por Washington no satisfacen a Moscú, pues se basan en "hechos consumados" y proponen "tomar como punto de partida la situación creada por el golpe de Estado" en Ucrania, en alusión a la revuelta que barrió el régimen del presidente Víktor Yanukóvich.

Rusia insiste en que el depuesto mandatario es el jefe Estado constitucional de Ucrania y niega toda legitimidad a la nuevas autoridades de Kiev. De momento, Moscú no ha revelado el contenido de sus iniciativas para el arreglo de la crisis ucraniana, pero éstas difícilmente incluirán el aplazamiento o la anulación del referéndum en Crimea sobre su incorporación a Rusia.

Según declaró el presidente del Legislativo de Crimea, Vladímir Konstantínov, las encuestas señalan que más del 80% de los crimeos está a favor de formar parte de Rusia. Konstantínov vaticinó que la participación en el referéndum del próximo domingo será "bastante alta" y aseguró que los habitantes de Crimea "deben sentirse tranquilos", pues las autoridades de la autonomía controlan totalmente la situación en Crimea y no permitirán "ningún tipo de provocaciones". Añadió, asimismo, que, independientemente de los resultados de la consulta, en la península se impulsará el desarrollo de las tres lenguas que se hablan en su territorio: el ruso, el ucraniano y el tártaro crimeo.

Por otro lado, en las últimas horas las tropas rusas que intervienen en Crimea han incrementado sus movimientos para consolidar el control de la región. Un grupo de soldados se ha hecho con el control de un nuevo puesto militar ucraniano. Alrededor de diez hombres armados no identificados irrumpieron en la base naval de la localidad de Bakhchisaray y se llevaron los teléfonos móviles y los vehículos de los ucranianos.

En la toma de la base se efectuaron disparos al aire, un hecho poco habitual desde que militares rusos, no reconocidos desde Moscú como tales, empezaran a movilizarse en la península del Mar Negro. Con todo, no se ha producido ningún enfrentamiento armado entre ambos bandos, según confirman diversas agencias, y ningún soldado ha resultado herido. 

Las fuerzas rusas se han hecho con el control de numerosas instalaciones militares por todo Crimea. También este lunes, en el cercano puerto de Sebastopol, donde Rusia mantiene su flota del Mar Negro, soldados rusos desarmaron a militares ucranianos en una base de misiles, según un portavoz de Defensa de Ucrania. Vladislav Selezniov dijo al canal 5 de la televisión que unos 200 soldados llegaron al edificio en unos 14 camiones militares y amenazaron con asaltarlo si los ucranianos no entregaban sus armas.

Asimismo, medios locales han informado de que entre 20 y 30 hombres armados asaltaron el hospital militar de Simferópol, la capital regional. El bloguero de Público Alberto Sicilia, que se encuentra en Crimea y ha visitado el centro sanitario, asegura que, citando al guardia de seguridad, los soldados rusos entraron para identificar a los ucranianos hospitalizados y tras inspeccionar el hospital se marcharon.