Publicado: 11.03.2014 16:25 |Actualizado: 11.03.2014 16:25

Crimea prohíbe la actividad de dos partidos ultras ucranianos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento de Crimea ha prohibido este martes la actividad del partido ultranacionalista Svoboda, miembro de la coalición que sostiene al Gobierno instaurado en Kiev, y también de la organización radical Sector de Derechas.

La mayoría parlamentaria crimea advirtió de que el Sector de Derechas, uno de los movimientos más activos y violentos en las protestas contra el entonces presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, tiene intención de activarse en la península para impedir su independencia y posterior integración en Rusia. El Legislativo recordó que dos miembros de la organización - su líder, Dmitri Yarosh, y otro de sus jefes más destacados, Alexandr Muzichko- han sido declarados en busca y captura internacional por las autoridades rusas.

Crimea considera que la actividad de estas formaciones en territorio de la autonomía "es peligrosa para la vida y la seguridad" de sus ciudadanos. El Parlamento ha ordenado a sus recién creados servicios secretos (Servicio de Seguridad de la República Autónoma de Crimea) "destapar y abrir procedimientos penales contra los responsables de fomentar el odio étnico y llamar a la violencia".

Principal fuerza de choque de los manifestantes en los trágicos enfrentamientos registrados en febrero en Kiev, Sector de Derechas es una organización que aglutina a varios grupos de extrema derecha, incluidos seguidores ultras de equipos de fútbol. A su vez, Svoboda obtuvo el 10,45% de los votos en las elecciones parlamentarias de octubre del año pasado, lo que le permitió ganar 37 de los 450 escaños que componen la Rada Suprema, el Parlamento de Ucrania.

Svoboda, bajo la dirección de Oleg Tiagnibok, cuenta en su programa con postulados como el control de la inmigración, legalización de armas, creación de registros de "identidad étnica" o defensa del proteccionismo autárquico. La formación es heredera del Partido Social Nacional de Ucrania (SNPU) de signo próximo al nazismo.

Asimismo, Tiagnibok no ha dudado en varias ocasiones en cargar en público contra la población judía o contra los rusohablantes. Detrás de este partido y el Sector de Derechas se encontraban las milicias paramilitares de ultraderecha que aparecieron en Kiev y que incluso llegaron a hacerse con el control de la capital ucraniana cuando las fuerzas antidisturbios desaparecieron de la calle.

Crimea ha declarado su independencia de Ucrania y ha reiterado su intención de integrarse en Rusia, cuyas tropas controlan de hecho casi todos los puntos estratégicos en la república autónoma. La declaración precisa que la secesión de Ucrania deberá ser refrendada por el referendo popular convocado para el próximo domingo, consulta declarada ilegal por el Gobierno central de Ucrania.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha reiterado en un comunicado que defiende la legalidad del referéndum y asegura que Moscú "respetará completamente la opinión de los pueblos de Crimea expresada en la consulta al que, como es sabido, han sido invitados observadores de OSCE". Además, Serguéi Lavrov, el jefe de la diplomacia rusa ha pedido al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, que respete la opción del pueblo crimeo.

En una conversación telefónica, Lavrov "subrayó la necesidad de considerar los intereses de todos los ucranianos (...) para buscar vías de salida de la crisis" de Ucrania, según el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores. El ministro de Exteriores ruso instó a "respetar el derecho de autodeterminación de los residentes de Crimea conforme a las normas del derecho internacional".