Público
Público

La crisis pasa factura

Recesión, apagones y violencia favorecen a la oposición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Qué ha cambiado en Venezuela para que Hugo Chávez haya perdido en cuatro años los tres millones de votos de ventaja obtenidos en las presidenciales de 2012? Distintos analistas consultados por Público atribuyen a la crisis económica la caída de popularidad del comandante bolivariano durante los últimos 15 meses, que se ha reflejado finalmente en las urnas.

El país suramericano, tras Haití, es el único del continente que todavía se mueve en números rojos, golpeado por una recesión económica que ha afectado a toda la sociedad. Durante el primer semestre del año, el PIB cayó un 3,5% y la inflación se disparó por encima de las cotas del año pasado, del 25%, una de las más altas del mundo.

La crisis eléctrica, que todavía da coletazos, se ha cobrado sus propias víctimas políticas. En el estado de Anzoátegui, que sufrió continuos apagones durante meses, la oposición ganó por primera vez. Y en el estado del Táchira, limítrofe con Colombia, la coalición MUD consolidó su poder por culpa de estos mismos apagones y por el bloqueo comercial impuesto por Chávez al país vecino y que tanto ha perjudicado a su economía.

'¿La causa? Chávez mismo'. Teodoro Petkoff, líder intelectual de la oposición, lo tiene claro: 'La MUD ha obtenido un resultado espectacular. La gente tiene miedo y prevención a este socialismo del siglo XXI basado en expropiaciones y el desenfreno populista más siniestro'.

Desde las páginas de su periódico Tal Cual, el ex guerrillero ha clamado contra la violencia urbana que devora su país, que el año pasado se cobró la vida de 19.000 personas, con un índice de impunidad del 93%.

La crisis eléctrica, que todavía da coletazos, se ha cobrado sus propias víctimas políticas

Los electores, antes fieles al chavismo, no tomaron en cuenta la exigencia presidencial, que pedía el 'arrollamiento demoledor' de sus enemigos. Analistas de la oposición insistieron a sus candidatos durante la campaña en que dispararan contra otra de las líneas de flotación más débiles del Gobierno: la corrupción y la ineficiencia de la Administración.

Un caso tan emblemático como el descubrimiento, en estado de putrefacción, de decenas de miles de toneladas de alimentos, que iban a ser repartidos en los circuitos estatales, facilitó la tarea. El Gobierno ha sostenido que el desabastecimiento de alimentos en las tiendas se debía a prácticas capitalistas.

Sólo en otra ocasión, el referéndum constitucional de 2007, se había producido una desafección similar entre el electorado bolivariano. En aquella ocasión Chávez perdió por un resultado muy similar al del domingo.