Publicado: 23.01.2014 09:20 |Actualizado: 23.01.2014 09:20

Cristina Fernández regresa tras más de un mes de retiro

"Querían crear la sensación de que yo no daba más" afirmó la presidenta argentina en un desafío a la oposición. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras más de un mes alejada de los focos debido su recuperación, Cristina Fernández ha vuelto este miércoles a la luz pública para retomar las riendas de Argetina, que durante su ausencia se ha visto especialmente convulsionada por las revueltas policiales y una disparada inflación. Y lo ha hecho apareciendo en un acto público en la Casa Rosada, ante miles de asistentes y al más puro estilo kirchnerista, para presentar el plan Progresar (Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina), que pretende ayudar a 1,5 millones de jóvenes de 18 a 24 años.

En concreto, el plan Progresar que ha presentado -anunciado por la jefa de Estado en el salón de las Mujeres del Bicentenario- implica un "reconocimiento a cambio de estudios, una contraprestación de 600 pesos mensuales (64 euros)", que Fernández de Kirchner ha calificado como "una nueva política de Estado, que más que programa es un proyecto de vida para todos los argentinos". "Estos chicos (los beneficiarios del plan) son los hijos del neoliberalismo, sus padres no tenían trabajo", ha recordado la mandataria argentina, que ha advertido de que "en una década no se puede hacer todo".  Y ha concluido afirmando que "se van a necesitar muchas décadas para reparar tanto daño social".

El acto ha contado con la presencia de jóvenes de las agrupaciones afines al Gobierno, que han sido ubicados en distintos salones del edificio, donde están instaladas enormes pantallas de televisión para seguir el mensaje presidencial. Sin embargo, durante su discurso, el primero desde que el pasado 10 de diciembre hablase de los 30 años de democracia del país sudamericano, la presidenta ha evitado tratar otros temas calientes de la agenda política, como es el dólar o la inflación.

Al terminar su discurso, desde uno de los patios la Casa de Gobierno, Fernández de Kirchner se ha referido a quienes hablaron de su salud y la vincularon con su larga ausencia: "Hablan de mi salud. Pasa que nos quieren confundir. Querían crear la sensación de que yo no daba más", ha concluido.

El pasado 7 de enero la presidenta de Argentina retomó su agenda oficial, aunque lo hizo desde su residencia, en lo que era la primera noticia desde su participación en la conmemoración de los 30 años del advenimiento de la democracia en el país sudamericano. Desde entonces, se había mantenido ausente con la excepción el 26 de diciembre, cuando dio unas declaraciones a la agencia de noticias Télam para desmentir que vaya a presentarse a la reelección en 2015.

Este silencio ha suscitado las críticas de la oposición, especialmente en el marco de la crisis eléctrica que ha sufrido Buenos Aires esta Navidad, que ha llevado al Gobierno a sancionar a las empresas distribuidoras. "El ejercicio del Gobierno lo puede hacer aquí, en la Casa Rosada, en Los Olivos o en El Calafate", dijo al respecto el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en declaraciones a la prensa respondiendo a las críticas de la oposición.

Fernández de Kirchner se fue de vacaciones de Navidad el 20 de diciembre a su residencia de El Calafate, un mes después de retomar la actividad gubernamental por la intervención quirúrgica a la que se sometió el 8 de octubre por un hematoma craneal. Tras su vuelta en 2014, la presidenta ha mantenido una presenta intermitente a causa de los cuidados de su salud y de la operación e internación de su madre, Ofelia Wilhelm.