Público
Público

Cristina Fernández tacha de "parodia" propia de "okupas" el referéndum en las Malvinas

La presidenta argentina aboga por una solución que tenga en cuenta también "los intereses de los que viven en nuestras Islas Malvinas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha calificado de 'parodia' el referéndum celebrado entre el domingo y el lunes en las Islas Malvinas sobre su estatus político, en el que el 98,8 por ciento de los participantes votó a favor de seguir formando parte de Reino Unido.

'Un referéndum que fue como si se hubiera votado en un consorcio de 'okupas' si se sigue ocupando o no el edificio', ha escrito la líder latinoamericana a través de su cuenta oficial en la red social Twitter (@CFKArgentina). Además, ha agradecido 'la postura monolítica de la oposición en torno a esta causa nacional' porque 'las Islas Malvinas no son 'cristinistas', no son 'kirchneristas', son argentinas'.

'Un referéndum que fue como si se hubiera votado en un consorcio de 'okupas''  Fernández de Kirchner ha reiterado 'la vocación al diálogo' de su Gobierno, 'de acuerdo con Naciones Unidas', que a través de numerosas resoluciones ha instado a Argentina y Reino Unido a sentarse a negociar una solución pacífica a la disputa territorial. A este respecto, la jefa de Estado ha considerado que la solución debe contemplar también 'los intereses de los que viven en nuestras Islas Malvinas'.

'Y para terminar, una frase de (Jorge Luis) Borges que leí estos días: 'El mito es la última verdad de la historia, lo demás es efímero periodismo'', ha concluido.

En cambio, el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, respaldado también por la oposición laborista, ha dado validez al referéndum sobre el estatus político de las Islas Malvinas y ha instado a 'los países de todo el mundo' a 'respetar' el resultado. 'Las Islas Malvinas puede estar a miles de kilómetros de distancia, pero son británicas de pies a cabeza, y así es como quieren seguir', ha dicho, subrayando que los habitantes del archipiélago 'han hablado muy claro sobre su futuro'.

Argentina reivindica su soberanía sobre las Islas Malvinas desde 1833, cuando debería haberlas heredado de España, pero Reino Unido se las arrebató y expulsó a la población argentina que residía en las mismas. El 2 de abril de 1982 las Fuerzas Armadas argentinas invadieron el archipiélago para recuperarlo, dando lugar a una guerra de dos meses que se saldó con 650 militares argentinos, 255 británicos y tres malvinenses muertos.