Público
Público

Una crítica a un restaurante en un blog le cuesta un arresto y 5.000 euros de multa

Un tribunal taiwanés condena a una bloguera por escribir una mala crítica de un restaurante

Publicidad
Media: 1
Votos: 2

El tribunal del distrito de Taichung, en Taiwan, condenó el martes a una bloguera por escribir una mala crítica de un restaurante a 30 días de prisión y dos años de libertad condicional y al pago de una multa de 5.000 euros (200.000 dólares taiwaneses), en concepto de indemnización, según informa el Taipei Times.

La bloguera, de apellido Liu, que escribe habitualmente acerca de una variedad de temas, especialmente relacionados con la alimentación, la salud, el diseño de interiores y estilos de vida, ya ha recibido más de 60.000 visitas en su página web.

Después de visitar un restaurante de Taichung, en julio de 2008, escribió una crítica describiendo los platos que había comido. Liu aseguraba entonces que los fideos que le ofrecieron estaban demasiado salados y que el lugar era insalubre, porque había cucarachas y que el dueño era un 'matón', porque que permite a los clientes dejar sus coches en doble fila en la calle, lo que provoca atascos.

El dueño del restaurante, de apellido Yang, se enteró de su comentario en el blog y decidió presentar cargos en contra de Liu, acusándola de difamación.

El tribunal ha dictaminado que la crítica de Liu sobre el restaurante 'ha superado los límites de lo razonable' y la condena a 30 días de detención. Un fallo que Liu ha apelado. Pese a que el tribunal considera que las críticas de Liu sobre las cucarachas en el restaurante son una narración de hechos y no una calumnia intencionada, el juez también determina que Liu no puede juzgar que 'todos platos del restaurante son salados' cuando sólo ha probado uno.

Los inspectores de Sanidad que han inspeccionado el restaurante no han encontrado evidencias que permitan apuntar a que el local es 'insalubre', como Liu había descrito, por lo que el tribunal también ha dictaminado que Liu debe compensar económicamente a los propietarios del local por la pérdida de ingresos debido a la crítica en su blog. El fallo no admite apelación.

Liu se ha disculpado públicamente con el restaurante por el incidente y el propietario espera que haya aprendido la lección. El abogado de la acusación ha enviado un mensaje a los blogueros que publican críticas sobre locales para que recuerden que 'deben ser veraces, objetivos y justos en sus comentarios'.