Público
Público

"A todo crítico le acusan de ideología genocida"

Victoire Ingabire.  Opositora de Fuerzas Democráticas Unificadas bajo arresto domiciliario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Regresó a Ruanda en enero tras 16 años en el exilio con objeto de registrar un partido político y presentarse a las presidenciales. Tres meses después ya estaba detenida y acusada de difundir la ideología del genocidio. Permanece bajo arresto domiciliario.

¿Cómo ve esta votación?

Tengo un sentimiento de decepción, pero pienso que hay que continuar la lucha para traer la democracia a nuestro pueblo. Aunque esto es farsa electoral, ya que la oposición está excluida del proceso.

¿No son opositores los otros tres candidatos?

No. Son colegas de Kagame. No tienen nada que proponer.

La acusan de propagar la ideología del genocidio.

Las acusaciones son una estrategia del régimen del FPR para impedirme participar porque Kagame no está preparado a afrontar una verdadera oposición. Son acusaciones que pesan también contra otras personas de la oposición, como Bernard Ntaganda, que está en prisión, también periodistas... toda persona que critica al presidente, su partido o su política es acusada de amenazar la seguridad del país, tener ideología genocida o ser divisionista. Hasta mi abogado estadounidense fue acusado.

¿Cuál es su postura sobre el genocidio?

Nuestra posición es la del Consejo de Seguridad de la ONU, en su resolución 955. En Ruanda hubo un genocidio y hubo crímenes contra la Humanidad y las dos partes el régimen en el poder de Juvenal Habyarimana y el FPR cuando era una rebelión cometieron crímenes. El problema es que hoy se juzga el genocidio cometido contra los tutsis, pero cuando hablamos de crímenes contra la humanidad en los que algunos miembros del FPR han participado, es ahí donde los expertos comienzan a decir que negamos el genocidio y que no hay que hablar de otros crímenes. Nosotros decimos que esas personas deben ser juzgadas.

¿Dónde estaba usted en 1994 durante el genocidio?

Era estudiante de Economía Comercial en Holanda.

¿Perdió familiares?

Claro. Mi hermano y mi tío murieron a manos de milicianos hutus. Y tengo una tía que murió a manos de militares tutsis. Por eso sé lo que digo cuando hablo de reconciliación, porque tuve familiares asesinados por ambos bandos.

Cuando se resuelva el proceso contra usted, ¿se quedará en Ruanda?

Me acusaron hace seis meses, pero el fiscal aún no ha presentado mi caso. Si recupero mis derechos, iré a visitar a mi familia a Holanda pero luego quiero seguir la lucha aquí. La prioridad es poder registrar nuestro partido. Sabemos que nuestra lucha por la democracia va a llevar muchos años.

La acusan de tener vínculos con el Frente Democrático de Liberación de Ruanda (FDLR), los rebeldes hutus ruandeses presentes en Congo, .

No tengo ninguna relación con ellos. La policía me ha interrogado tres veces y no ha podido probarlo.

El FDLR está acusado de crímenes contra la humanidad en Congo.

Creo que esos crímenes, violaciones y muertes son inaceptables. El FDLR decía actuar para liberar Ruanda pero pienso que nunca hay que usar la violencia. El problema es político y la solución debe ser política, no militar. Todo implicado en crímenes contra la humanidad debe ser juzgado.