Publicado: 01.12.2013 09:50 |Actualizado: 01.12.2013 09:50

Los croatas eligen hoy si prohibir el matrimonio homosexual

Votarán una reforma constitucional para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, lo que cerraría la posibilidad de casarse a los homosexuales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Croacia decide hoy un referendo sobre una reforma constitucional para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, lo que cerraría la posibilidad de casarse a los homosexuales. Unos 3,8 millones croatas pueden votar en esta consulta, convocada a iniciativa de una asociación católica y que tanto las asociaciones de homosexuales como el Gobierno socialdemócrata han tachado de discriminatoria. "¿Está usted a favor de que en la Constitución se introduzca la definición del matrimonio como unión entre hombre y mujer?", es la pregunta de la consulta.

El grupo católico "En nombre de la familia" reunió más de 740.000 firmas para convocar esta consulta, que blinda constitucionalmente la actual definición de matrimonio en la vigente "Ley de Familia". "Llamamos a todos que llevan en el corazón el matrimonio y la familia, a que participen en el referendo y voten a favor", urgió días atrás el arzobispo de Zagreb, Josip Bozanic. Según un reciente sondeo, el 72 por ciento de los croatas con derecho a voto pasará hoy por las urnas. Las encuestas indican que el 59 por ciento de los votantes apoyará la iniciativa, mientras que un 31 por ciento votará en contra.

La mayoría de las demás confesiones religiosas y el principal partido de la oposición, el democristiano "Unión Democrática Croata", han pedido también el voto por el "sí". Las asociaciones de homosexuales han denunciado que el objetivo del referendo es sellar constitucionalmente la discriminación. "Espero que esta sea la última vez que vayamos de esta forma y acerca de este tipo de cuestiones a un referendo", declaró hoy el primer ministro socialdemócrata, Zoran Milanovic, al emitir su voto negativo a la iniciativa.

El Gobierno, que ha calificado de "homófoba" esta consulta, ha presentado un proyecto de ley para impedir en el futuro que puedan aprobarse vía referendo reformas legales que afecten a los derechos de las minorías. Según la legislación vigente, basta con que vote afirmativamente la mayoría simple de los participantes, independientemente del porcentaje del censo que acuda a las urnas, para que sea aprobado el cambio de la Carta Magna. Los colegios electorales cerrarán a las 18.00 GMT y se espera que los primeros resultados sean hechos públicos una hora más tarde.