Público
Público

La Cruz Roja advierte de que la situación de los civiles en Gaza es cada vez más precaria

"El CICR recibe decenas de llamadas de gente pidiendo ayuda. Ayer, una familia de 40 personas, entre ellas 20 niños, nos contó que no habían bebido agua en seis días porque destruyeron su pozo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La situación de los civiles palestinos en Gaza es cada vez más precaria, especialmente de aquellas personas atrapadas en zonas de combates, ha reiterado el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), cuando la ofensiva israelí entra en su tercera semana.

'El CICR recibe decenas de llamadas de gente pidiendo ayuda. Ayer recibimos una de una familia de 40 personas, entre ellas 20 niños, de una casa de la zona de Netzarim. Nos dijeron que no habían bebido agua en seis días porque el pozo que se la suministraba fue destruido', señaló una empleada de Cruz Roja en Gaza.

Ella misma se ha debido refugiar con 17 miembros de su familia en casa de una tía, tras huir de su lugar de residencia debido a la inseguridad.

Hace un par de día la Cruz Roja acusó a Israel de violar las leyes de la guerra : el Ejército tardó casi cuatro días en permitir el auxilio a civiles heridos en sus bombardeos contra la ciudad de Gaza. Además, la OMS advirtió de que los servicios sanitarios estaban al borde del colapso.

También están recibiendo muchas llamadas de gente pidiendo noticias de familiares que han quedado en zonas inaccesibles de la franja de Gaza, dividida en varias zonas por las fuerzas israelíes.

Y es que con las líneas de teléfono fijas dañadas, las redes de móviles sobrecargadas y sin electricidad para recargar los móviles, es cada día más difícil para la población estar en contacto con sus familias.

Sigue siendo muy alto el número de personas a las que no puede llegar la ayuda, en medio de una creciente presión de la población.

'Nosotros también estamos frustrados de no poder hacer más. Las operaciones de rescate son abortadas muchas veces por la imposibilidad de acceder y porque son cada vez más peligrosas', señaló un médico de la organización.

'Escuchar esas palabras de los trabajadores sanitarios palestinos, que son de los más valientes del mundo y que han estado trabajando en medio del fuego y en condiciones muy difíciles nos hace pedir aún con más fuerza un acceso seguro a los heridos', dijo Antoine Grand, director de la oficina del CICR en Gaza.

Hoy, el organismo facilitó el paso seguro de cinco vehículos de bomberos para apagar un enorme incendio causado por un bombardeo israelí en la parte norte de la ciudad de Gaza.

Personal del CICR sigue esperando la autorización israelí para escoltar a ambulancias de la Media Luna Roja palestina a las localidades de Beit Lahya y Zaytun para evacuar heridos.

Sin luz ni material médico

Los hospitales de Gaza siguen usando generadores, y en los últimos dos días no ha sido posible llevar material médico a hospitales en el sur de la franja.

Se ha suspendido el traslado de pacientes a Rafah para su evacuación a Egipto, debido a la falta de seguridad, así como el traslado del personal sanitario que vive en el sur y que debía hacer sus turnos de trabajo en el hospital de Shifa de la ciudad de Gaza.

La operación israelí ha costado ya la vida a 821 palestinos, de ellos 235 niños y 93 mujeres, y causado 3.350 heridos, según fuentes médicas.

Entre otros incidentes trágicos, hoy fue muerta una familia de ocho miembros por la artillería de un tanque israelí en Yabalia, norte de la franja.

Diez soldados israelíes y tres civiles han muerto también desde el comienzo de la operación.