Público
Público

Cuatro diputados de Amanecer Dorado imputados por pertenencia a banda criminal

Tres de ellos han quedado en libertad con cargos y se les ha impuesto la prohibición de salir del país, mientras que un cuarto ha sido enviado a prisión preventiva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de más de 19 horas de comparecencia, los cuatro diputados griegos de Amanecer Dorado han salido de la sala imputados por pertenencia a banda criminal dentro del proceso que se celebra esta semana contra los dirigentes de este partido neonazi. Tres de ellos han quedado en libertad con cargos y se les ha impuesto la prohibición de salir del país, mientras que un cuarto ha sido enviado a prisión preventiva. Dentro de este proceso que se abrió después de que presuntamente militantes de la agrupación asesinaran al rapero antifascista Pavlos Fyssas, seis de sus 18 diputados -incluido su líder, el exmilitar Nikolaos Mijaloliakos-, otros 14 militantes del partido y dos policías comparecen esta semana acusados de constituir una 'organización criminal' a la que se imputan 10 asesinatos en grado de tentativa o comisión.

Este miércoles, el portavoz del partido, Ilyas Kasidiaris, hubo de depositar una fianza de 50.000 euros, mientras que los diputados Ilyas Panayótaros y Nikos Mijos quedaron en libertad sin fianza. El cuarto, Yannis Lagós, fue enviado a prisión preventiva al considerar el juez que está implicado en la trama del asesinato de Fyssas.

El auto de la Fiscalía acusaba a todos ellos de pertenecer y dirigir una banda criminal que, desde 1987, cometió centenares de agresiones contra inmigrantes y militantes de izquierda, con resultado de una decena de muertos y centenares de heridos. Según explicó la cadena de televisión Skaï, citando fuentes de los Juzgados, el juez ha decidido mantener la acusación principal de la Fiscalía pero considera que en tres de los cuatro casos no hay pruebas suficientes para justificar su detención preventiva.

'¡Sólo muertos podrán vencernos!' ha gritado el diputado Mijos a la salida del tribunalLa comparecencia ante el juez de estos cuatro diputados, detenidos el pasado sábado junto al líder del partido, Nikolaos Mihaloliakos, comenzó a primera hora de la tarde de ayer y se prolongó durante más de 19 horas. Todos han rechazado los cargos y Kasidiaris ha declarado que es víctima de una persecución política. Posteriormente, a la salida del tribunal,  gritó a los periodistas congregados '¡Viva nuestra democracia!' y Mijos espetó: '¡Sólo muertos podrán vencernos!'.

El ministro de Interior, Yannis Mijelakis, puntualizó en declaraciones a la cadena Skaï que 'su puesta en libertad no significa que los jueces rechacen las acusaciones'. Además, esta tarde, en torno a las 15.30 horas (12.30 GMT), tiene previsto comparecer ante el tribunal el líder de la organización neonazi, Nikolaos Mijaloliakos.

El partido ha negado cualquier implicación en el asesinato de Fyssas, que ha generado una fuerte condena en el país y amplias movilizaciones populares y políticas en favor del procesamiento penal y la ilegalización de la formación. Siendo la tercera fuerza parlamentaria del país con 18 de los 300 escaños, ha amenazado con retirarse de la Cámara si no se pone fin a la persecución judicial contra sus miembros. Según los sondeos de opinión, el apoyo popular al partido ha caído desde el 14 al 6,7 por ciento desde el asesinato de Fyssas.

Las leyes griegas establecen que no se puede desposeer de su escaño a un parlamentario a menos que haya una sentencia judicial firme en su contra, pero el Gobierno ha presentado un proyecto de ley para suspender la financiación de Amanecer Dorado en caso de encontrarse alguna relación con el asesinato del cantante.