Público
Público

Cuatro muertos tras un tiroteo en un hospital al sur de Alemania

Una mujer de 41 años mata a su pareja y a su hijo de cinco años antes de dirigirse a un hospital cercanos donde empezó a disparar indiscriminadamnete antes de ser abatida por la policía. Ocurrió en la localidad de L

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer de 41 años de edad fue quién mató anoche en la localidad alemana de Lörrach, en el sur del país, a tres personas, su antiguo compañero sentimental, al hijo de ambos y a un enfermero de un cercano hospital, antes de morir ella misma abatida por la policía. 

El fiscal superior de Lörrach, Dieter Inhofer, reveló hoy que la mujer iba armada con una pistola de pequeño calibre y un cuchillo cuando cometió los crímenes, primero en el domicilio de su antigua pareja, en el que provocó un incendio, causante de una explosión, tras disparar contra el hombre y su hijo de cinco años.

Seguidamente huyó al hospital Elisabethen, donde mató a cuchilladas a un enfermero, e hirió de bala a dos transeúntes, así como a un policía que trató de hacerle frente. Los tres heridos se encuentran fuera de peligro, según explicó Inhofer en declaraciones al informativo matinal de la segunda cadena de la televisión pública alemana ZDF.

La mujer, abogada de profesión según los medios locales, fue abatida finalmente por agentes de la policía en el pasillo de la primera planta del hospital. 'La actuación de los agentes evitó males mayores', explicó el presidente de la policía del estado federado de Baden-Württemberg, Wolf Hamman, quien comentó que, entre la explosión de la vivienda, y el último disparo del drama no transcurrieron ni 40 minutos. Los bomberos y la policía rescataron además del edificio en llamas donde comenzó el drama a seis adultos y un niño, mientras un total de 15 personas necesitaron atención médica.

Aunque se desconocen las causas exactas que desencadenaron la tragedia, la policía presume que todo se debió a las posibles desavenencias entre la asesina y su antiguo compañero sentimental. Las autoridades de Baden Württemberg han convocado para esta tarde una rueda de prensa en la que darán detalles de los sucedido. 

Según las investigaciones, la mujer irrumpió sobre las 16.00 GMT en el recinto del hospital procedente de un edificio de viviendas vecino donde se había producido una explosión, seguida de un incendo. Poco después, la mujer armada con una pistola salió del edificio. Al parecer, la mujer entró al hospital de St. Elisabethen-Krankenhaus, cercano al lugar de la deflagración y disparó varias veces.

La asaltante iba armada con un arma automática y abrió fuego a discreción, según la policía debido a un acto desesperado precipitado por un drama familiar anterior.

Un policía que se encontraba en el centro por motivos privados resultó herido de gravedad, aunque se encuentra ya fuera de peligro, al recibir un balazo en una rodilla.

Otras tres personas, pacientes del hospital, resultaron también heridas de diversa consideración.

La policía recibió la primera llamada de aviso del hospital sobre las 16.15 GMT y se personó unos diez minutos después en el lugar con un numeroso dispositivo, que acordonó la zona.