Público
Público

Cuatro tabaqueras denuncian al Gobierno de EEUU por los anuncios de las cajetillas

El tabaco es la principal causa de muerte en Estados Unidos, donde mata a 443.000 personas al año y a 1.200 al día

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuatro compañías de tabaco han denunciado hoy al gobierno de EEUU por la nueva normativa que obliga a imprimir en las cajetillas imágenes explícitas sobre las consecuencias de fumar. Las compañías denunciantes: R.J. Reynolds Tobacco Co. y su subsidiaria Santa Fe Natural Tobacco Company Inc.; Lorillard Tobacco Co., Commonwealthrands Inc. y Liggett Group LLC., entienden que esta normativa viola su derecho de libertad de expresión y les obliga a hacer frente a nuevos y altos costes con la impresión de las imágenes, según han informado al Washington Post.

Según recoge el diario, dos de las compañías (R.J. Reynolds Tobacco Co. y Lorillard Tobacco Co.) creen que estas imágenes no son simplemente advertencias, sino que condicionan a la personas a la hora de tomar la decisión de fumar o no. Otra de sus quejas es que la ley les obliga a poner estas imágenes en las cajetillas en un tamaño mayor que su propio logotipo.

Por estas razones, han acudido a la justicia presentando una demanda ante la corte federal de Washington DC, donde declararon que, a su entender, las imágenes habían sido manipuladas para tocar la fibra sensible del consumidor. 'Nunca antes en Estados Unidos se ha obligado a los fabricantes de un producto legal a utilizar su propio embalaje y su publicidad para transmitir un mensaje de gobierno instando a los consumidores adultos a no consumir sus productos', alegan los demandantes.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no ha hecho ningún comentario al respecto, explicando que la agencia no discute sobre asuntos legales pendientes de litigio.

El pasado mes de junio, la FDA anunció que a partir de octubre de 2012 los paquetes de tabaco llevarían obligatoriamente imágenes impresas de enfermedades que causa el tabaco como pulmones enfermos o bocas infectadas.

La agresiva campaña del Departamento de Salud se basa en la impresión de nueve imágenes seleccionadas por científicos y usuarios de Internet, acompañadas con textos de advertencia más grandes y gráficos de no habitual.

Aunque el número de fumadores ha bajado significativamente en el país en los últimos 40 años, ese declive se ha estancado recientemente, y hoy alrededor de un 20 % de la población -46 millones de adultos- fuma, hasta tal punto que el tabaco es la principal causa de muerte en Estados Unidos, donde mata a 443.000 personas al año y a 1.200 al día.

La nueva medida, similar a la impulsada en varios países europeos, forma parte de una ley promulgada en junio de 2009 por el presidente Barack Obama, que entrega al Gobierno el control de la producción, venta y publicidad del tabaco pese a las objeciones de la industria, obligada a revelar todos sus ingredientes. Con ella se pretende, además de lograr una disminución notable de las muertes por tabaco, conseguir un ahorro anual de unos 100.000 millones de dólares en gastos por atención médica.