Público
Público

Cuba autoriza la compraventa de automóviles

La medida, anunciada en abril, pone fin a décadas de transacciones prohibidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Cuba ha dado luz ver de forma oficial a la compraventa de todo tipo de automóviles a los cubanos que viven en la isla y a los extranjeros residentes en el país. La medida, adelantada en el mes de abril por el presidente Raúl Castro durante el VI Congreso del Partido Comunista, ha sido confirmada a través de un decreto, que entrará en vigor el 1 de octubre, publicado en la Gaceta Oficial.

Hasta ahora, los cubanos sólo podían comprar o vender vehículos fabricados antes de 1959. Además, las transacciones estaban reguladas por el Estado, que autorizaba las compras especialmente a deportistas, médicos y artistas contratados por el Gobierno ofreciendo sus servicios en otros países. 

El texto, firmado por Raúl y el ministro de Transporte César Ignacio Arocha, precisa que las transacciones 'no requieren de la previa autorización de ninguna autoridad' y, además,  en cuanto a la posibilidad de comprar vehículos nuevos en entidades comercializadoras de la isla, se elimina la restricción de que los cubanos autorizados a esa adquisición tengan que donar al Estado o 'dar de baja' su vehículo anterior, en caso de que lo tuvieran.

La autorización para comprar un auto nuevo podrá ser otorgada una vez cada cinco años por el Ministerio de Transporte a los cubanos que hayan obtenido ingresos en divisas o pesos convertibles 'como resultado de su trabajo en funciones asignadas por el Estado o en interés de este'.

La medida establece 'valores referenciales' dependiendo de la clase y año de fabricación de los autos para contar con un valor mínimo de cálculo de los gravámenes. La lista incluye toda clase de vehículos, como motos, autos, camiones, ómnibus, camionetas, microbús y hasta cuñas. El valor de los vehículos será fijado en pesos cubanos y las transacciones se harán ante un notario de la isla.  

El decreto señala también que los cubanos que deciden emigrar definitivamente, unos 40.000 anuales, principalmente hacia EEUU y España, podrán vender sus coches antes de marcharse del país o transferirlos hasta cuarto grado de consanguinidad, una disposición que antes no era posible y por lo cual debían dejar sus propiedades al Estado. En uno de sus capítulos, el documento precisa que 'los ciudadanos extranjeros con residencia temporal en el territorio nacional, solo podrán adquirir hasta dos vehículos durante su permanencia en el país'.

La compra y venta de automóviles era una de las medidas más esperadas por los cubanos dentro de las reformas anunciadas por el Gobierno de Raúl Castro para 'actualizar' el socialismo cubano. En abril, Castro también anunció que se permitirá la compra y venta de casas entre particulares, cuya autorización oficial queda ahora pendiente, entre las más de las 300 reformas aprobadas en el congreso del Partido Comunista.